En el marco del “Mes del Mar” y próximamente el del Medio Ambiente, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) organizó el primer concurso fotográfico escolar sobre “Fauna Marina Protegida”, orientado a estudiantes de todos los colegios de la Región de Los Lagos en las categorías básica y media, con el objetivo de crear conciencia sobre el cuidado de especies que se encuentran en peligro de extinción en nuestro país.

El certamen se encuentra abierto desde el 10 de mayo y finaliza el 5 de junio, meses en los que se celebra el Mar y el Medio Ambiente, además del Día Mundial de las Tortugas Marinas (16 de junio), especies que han presentado gran cantidad de varamientos en las costas chilenas y de la que Sernapesca ha tenido especial cuidado en proteger y devolver a su hábitat.

Las fotografías presentadas deben ser específicamente sobre medio ambiente y fauna marina, con capturas de especies que actualmente se encuentran protegidas por la legislación chilena, como lo son lobos, focas y elefantes marinos, pingüinos, tortuga verde o delfín chileno (más conocido como tonina), entre otros, además de su hábitat como las costas chilenas, pingüineras o reservas marinas. En cada fotografía se debe tener en cuenta la ley sobre avistamiento seguro de fauna marina y las distancias correspondientes a cada especie.

Este concurso, además, es auspiciado por la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), Dimacofi y diario El Llanquihue, con el objetivo de llegar a la mayor cantidad de estudiantes a nivel regional y dar a conocer a los ganadores de una iniciativa única en relación con la protección, educación y preservación de fauna marina en la Región de Los Lagos.

De acuerdo con el director regional del Sernapesca Los Lagos, Eduardo Aguilera, la importancia de esta actividad “radica especialmente por la sensibilidad en el ámbito del cuidado del medio ambiente que se ha detectado en la ciudadanía y el aumento sostenido del número de varamientos y los respectivos rescates de especies acuáticas protegidas a nivel nacional, en donde Sernapesca tiene una relevante misión que es la de recuperarlos y a la vez reinsertarlos en su hábitat,  por lo que es urgente crear instancias de este tipo para educar y dar a conocer, sobre todo a los niños y jóvenes, la temática del rescate de fauna marina protegida”, destacó la autoridad acuícola pesquera.

Aspectos técnicos

Cada colegio puede participar con dos fotografías, una por categoría, las que se dividen en básica y media. Estas no deben pesar más de 5 Megabytes, ser entregadas con la mejor calidad posible y pueden ser a color o blanco y negro.

La fecha final de recepción será hasta el 5 de junio del 2015 y deben ser enviadas al correo concursomesdelmar@sernapesca.cl. A este correo también se pueden solicitar las bases o hacer consultas sobre la participación en el certamen.

Los tres primeros lugares de cada categoría recibirán premios como cámaras fotográficas y tablets, las que serán entregadas a cada colegio. Los ganadores seleccionados obtendrán un diploma de participación y sus obras serán presentadas desde el 15 al 19 de junio en el Museo Juan Pablo II de la ciudad de Puerto Montt.

El concurso está abierto para todos los colegios de la Región de Los Lagos.

Especies marinas protegidas y avistamiento

Dentro de la misión del Sernapesca se encuentra la aplicación de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) así como respetar y hacer cumplir los acuerdos internacionales que regulan la actividad acuícola y pesquera. Esto involucra, entre otras actividades, el rescate, rehabilitación  y liberación de la fauna marina protegida, con el objetivo de preservar a especies que se encuentran en peligro de extinción.

En Chile, dichas especies hidrobiológicas en estado de conservación se agrupan en: grandes cetáceos, cetáceos, delfínidos, pinípedos, mustélidos, pingüinos, tortugas marinas, peces dulceacuícolas, marsopas, zifios y cetáceos picudos.

Cada especie –de acuerdo con la ley– debe ser observada desde una distancia prudente, por seguridad personal y la de los animales: por ello no deben ser molestados ni menos alimentados. En nuestro país es ilegal no cumplir con las distancias mínimas de avistamiento, las que comprenden 50 metros para aves y mamíferos marinos como pingüinos o lobos marinos, cetáceos menores como delfines, toninas o marsopas y reptiles marinos como tortugas de mar; 100 metros para cetáceos mayores como ballenas jorobadas o cachalotes y 300 metros para ballenas azules.