Preocupados están algunos grupos de pescadores artesanales de la Región de Los Lagos debido a la campaña que se ha estado impulsando en el país tendiente a anular la actual Ley de Pesca. De acuerdo con lo relatado, la petición de dicha derogación estaría siendo impulsada por grupos minoritarios, que no representarían a la mayoría de quienes se dedican a estas labores a lo largo del país.

El presidente del Sindicato de Pescadores de Caleta Anuahuac de Puerto Montt, Juan García, comentó recientemente a AQUA que «cuando se discutió la Ley de Pesca hubo parte de la dirigencia que estuvo a favor de la licitación de las cuotas pesqueras. Nosotros nos opusimos a ello porque entendíamos que no correspondía que empresas extranjeras vengan a adueñarse de las cuotas de las diferentes pesquerías. Son ellos mismos los que ahora quieren derogar la ley, con las mismas intensiones que han tenido siempre». Añadió que «somos nosotros, sin financiamiento alguno, los que defendemos los derechos de la pesca artesanal y no los intereses de los grandes poderes económicos que hoy quieren hacerse de cuotas vía licitación».

El dirigente agregó que si bien no cree posible una derogación o anulación, sí está de acuerdo con que la ley se debe revisar «porque, por ejemplo, se están aplicando multas excesivas a los pescadores. No estamos en contra de la fiscalización, pero no queremos que los mismos magistrados se asombren con las grandes multas que se le aplican a los artesanales por algunas irregularidades que se comenten en el agua. Nuestra preocupación está en tratar ese tipo de temas».

Similar opinión tiene el presidente de la Federación de Pescadores de Hualaihué, José Alvarado, quien repudió algunos hechos que se han dado a conocer en cuanto financiamiento ilegal de campañas políticas, pero que defiende lo logrado a través del cuerpo legal. Consultado, en conferencia de prensa, sobre si alguna vez ellos ha recibido dinero para tener cual o tal postura, adujo que «nunca hemos recibido financiamiento» y que ellos han peleado por los aumentos de cuota y otros asuntos de interés de los pescadores viajando en buses en forma humilde, sin recibir recursos de alguien.

En tanto, el presidente de la A.G Demersales –quien también es tesorero de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach)–, Rodrigo Aguilar, sostuvo que «estamos a favor de una revisión de la normativa pesquera, debido a los múltiples problemas que enfrentamos los pescadores producto de que la ley siempre ha estado orientada a los industriales. Sin embargo, no estamos de acuerdo con la anulación, pues perderíamos todo lo logrado en materia de aumento de cuotas, lo que significó incrementar a un 60% la cuota artesanal en merluza austral y a un 50% en congrio dorado».

Aguilar recordó la alta participación que tuvieron los pescadores artesanales del país en la discusión de la actual Ley de Pesca, donde por primera vez ellos se pudieron sentar a conversar con autoridades, trabajadores pesqueros e industriales para lograr grandes avances en materia, principalmente, de la sustentabilidad de los recursos.