Alrededor de trece alumnos de la Escuela de Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valparaíso (UCV), entre los que se encontraban los novatos de la carrera de Oceanografía, realizaron una visita al buque de investigación oceanográfica, hidrográfica y pesquera AGS 61 «Cabo de Hornos», donde fueron recibidos por el teniente 1 Sergio Devotto.

El recorrido, que duró cerca de una hora y media, inició con una charla sobre la importancia del estudio de las carreras del área mar, donde se recalcó la necesidad de contar con profesionales preparados que estén perfeccionándose constantemente. También se les explicó detalladamente el funcionamiento de la nave y, por último, se les mostró las instalaciones y equipos utilizados.

Sergio Salinas, académico de la Escuela de Ciencias del Mar que acompañó a los estudiantes en la visita, explicó que «esta fue una muy buena oportunidad para conocer el trabajo oceanográfico que realiza el buque. El teniente Devotto fue muy claro en sus explicaciones, y le entregó conocimientos invaluables a nuestros futuros oceanógrafos».

Agregó que deben aprovechar estas salidas a terreno, «ya que permiten complementar la información que uno entrega en clases. También es una instancia para mostrarles a los estudiantes las diversas oportunidades profesionales que se les pueden presentar en su vida laboral. No todo es trabajo en oficina, también tienen la opción de hacer proyectos y embarcarse».

Para Hans Vergara, alumnos de primer año, esta visita fue una experiencia muy motivante: «nuestro guía fue súper claro en su exposición, nos mostró cada una de las partes del buque y nos explicó todo en forma muy detallada, pudimos conocer el trabajo que realizan y los instrumentos que se utilizan».

Características del buque científico

El Cabo de Hornos es una de las cinco naves más modernas de su tipo en el mundo. Incorpora avances como un sistema de propulsión mixto diesel-petróleo que cumple con la norma internacional de reducción de ruido ICES 209, lo que le permite acercarse hasta una distancia útil para fines de investigación de cardúmenes sin el riesgo de ahuyentarlos.

Está provisto de laboratorios y salas de sensores acústicos, frigoríficos de 10 metros y 40 metros cuadrados para muestras, un pescante tipo A de 30 toneladas en la popa, grúas telescópicas de hasta 12 toneladas, 13 winches para oceanografía, geología y redes de pesca, y tres ecosondas multihaz.