A contar del próximo domingo 9 de agosto la autoridad marítima comenzará a exigir a las lanchas artesanales la instalación y funcionamiento permanente del sistema de posicionamiento global (GPS, por sus siglas en inglés); normativa que se encuentra establecida en la Ley General de Pesca y Acuicultura como una herramienta que permitirá una rápida y segura ubicación de ellas en alta mar.

La directora del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en la Región del Biobío, Marta Araneda, comentó que la Armada ya cuenta con la información del nombre y las matrículas de las embarcaciones que deben tener el posicionador. “El 47% de las naves artesanales del país que deben tener el dispositivo se concentran en la Región del Biobío. Son en total 491, de estas 399 son mayores o igual a 15 metros de eslora, y 92 son mayores o igual a 12 metros de eslora inscritas en pesquerías pelágicas con arte de cerco”, detalló.

Agregó que será la Armada la encargada de fiscalizar que estas embarcaciones cumplan con el posicionador antes de dar autorización de zarpe. “Efectivamente la Armada fiscalizará la correcta instalación y funcionamiento permanente del GPS. Recordemos que el reporte básico del viaje es recepcionado por la autoridad marítima y reenviado al Centro de Monitoreo y Control (CMC) del Sernapesca. Allí nosotros podremos controlar las vedas por área; el control de cuotas de captura; la zonificación del esfuerzo pesquero; prevenir la pesca ilegal, entre otros”, sostuvo Marta Araneda.

El valor del posicionador satelital para naves artesanales bordea el millón de pesos, y los armadores podrán descontar el valor de compra en el pago de patentes, proceso que lleva a cabo la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca).

Escuche aquí las declaraciones de la directora del Sernapesca Biobío: