El próximo sábado 7 de noviembre se realizará, por segundo año consecutivo, el «Desafío Canal Chacao», que es una prueba de nado en aguas abiertas que tendrá como objetivo cruzar el canal homónimo, ubicado en la Región de Los Lagos, y que separa a la isla grande de Chiloé del continente. Auspiciado por La Araucana y Cruz del Sur, el evento que cubrirá una distancia aproximada de 3.200 m es el mayor de aguas abiertas del país.

El objetivo del reto, según sus organizadores, más que obtener una posición destacada es lograr cruzar el canal. Una gran experiencia para nadadores nacionales y extranjeros, quienes se verán nuevamente enfrentados este 2015 a grandes corrientes, aguas de baja temperatura y a la fauna marina nativa que los acompañará durante el trayecto .

«Con la comisión técnica hemos visitado el sector del cruce en dos oportunidades para estudiar las corrientes y mareas. La idea siempre es hacer un cruce seguro, pero con los riesgos inherentes a un nado en donde pasado los diez minutos del tiempo establecido las corrientes se transforman en un río intimidante», comentó el director del evento, Alejandro Botto.

Se dispondrán para la ocasión dos ambulancias a cada lado del cruce con equipo y personal paramédico especialmente capacitado a cargo de la seguridad de los nadadores. Además, la Armada apoyará con lanchas rápidas para acompañar a todo el grupo durante la travesía.

El cruce se iniciará desde el continente, en Punta Coronel, y terminará en Puerto Elvira en la isla grande de Chiloé.

Desafío Canal de Chacao 2015

Este año la organización espera que retornen a desafiar la prueba muchos nadadores con ganas de reeditar la hazaña de 2014 y otros nuevos que se sumarán a la experiencia, razón por la cual se han doblado los cupos, pasando desde cien nadadores en 2014 a docientos este 2015.

Las inscripciones están disponibles para todos los interesados en la plataforma welcu https://welcu.com/ultraman/desafio-canal-de-chacao-2015 para las diferentes categorías.

El valor de la inscripción es de $35.000 con derecho a chip, gorro, polera, bolso y diploma (este último exclusivo para quienes completen el cruce). Además, incluirá el trasporte al punto de partida y retorno desde la isla. En esta oportunidad la inscripción estará acompañada de un seguro de salud y la edad mínima para acceder a la competición serán los 18 años.

«Este año el Desafio será cronometrado, haremos distintas categorías, premiando a los primeros tres lugares de cada una. Además habrá una categoría para nadadores con capacidades diferentes, quienes serán invitados por la organización, excento de pago y acompañados en forma especial y dedicada por la comisión organizadora», concluyó Alejandro Botto, añadiendo que «todos los interesados e interesadas están invitados a participar de este evento único que se realiza en un lugar de naturaleza generosa e inolvidable del sur de Chile».