Recientemente, y ante una serie de dificultades que está teniendo la industria del salmón en aspectos sanitarios y de relación con otras actividades, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, manifestó una abierta posición a favor de desarrollar nuevas tecnologías que permitan enfrentar dichos desafíos.

Dentro de ellos, la autoridad aseveró que “la acuicultura offshore (alejado de la costa, en ambientes oceánicos más expuestos) aparece como una alternativa posible que además propiciará el ejercicio de la acuicultura sin conflictos con otros usuarios del borde costero”.

Programa AO

Si bien este tema no es desconocido para los acuicultores nacionales, no se había avanzado más firmemente en este ámbito dado las restricciones técnicas y legales que existen actualmente. Sin embargo, todo podría cambiar en un mediano plazo. Esto, porque la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) está desarrollando –en el marco de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento– el Programa Estratégico del Salmón, iniciativa que por estos días está recibiendo diferentes propuestas que permitirán darle un nuevo impulso al sector salmonicultor y, esta vez, pensando en la sostenibilidad de largo plazo de esta industria.

Una de las propuestas que se presentarán es el “Programa para el Desarrollo de la Acuicultura Oceánica (AO) en Chile”, el cual está siendo coordinado por Carlos Wurmann,  destacado consultor acuícola chileno y presidente del Consejo del Programa Estratégico del Salmón, encargado de desarrollar una visión de largo plazo para este sector de actividad y luego de diseñar la hoja de ruta que permita acercarse hacia ese objetivo.

La propuesta para el desarrollo de la AO en Chile contará con la participación de productoras de salmónidos y proveedoras de equipos y servicios sectoriales, para dar vida a lo que podría constituirse en un programa de enorme relevancia para el futuro de la acuicultura chilena y, en particular, para la salmonicultura, y en la puesta en marcha de un Centro de Acuicultura Offshore. “La idea es que este programa se aboque al estudio y desarrollo de nuevas tecnologías y soluciones de ingeniería y equipamiento originados en Chile para estos propósitos, además de analizar una nueva legislación, medidas de seguridad apropiadas, asuntos ambientales  y de otra índole que hagan viable este tipo de actividad, y que luego permitan la exportación de equipos y servicios a otros lugares del continente”, dijo Wurmann.

Para lograr lo anterior, miembros del programa estratégico, coordinados por Wurmann, están desarrollando por estos días una serie de reuniones que permitan dar origen a un documento de trabajo para presentar a la Corfo, en el afán de obtener el financiamiento necesario para desarrollar estos conceptos hasta el nivel de anteproyecto. “Dado los desafíos que están presentando los cultivos tradicionales, la acuicultura oceánica está siendo analizada en todo el mundo y Chile no puede quedarse atrás en estos afanes. Debemos prepararnos para posibilitar el desarrollo de nuestra acuicultura del futuro en un nuevo escenario: el océano abierto, donde las condiciones de cultivo requieren de un nuevo enfoque, nuevos equipos y sistemas”, expuso el consultor.

Pero Wurmann fue más allá y expresó que es en el escenario de las AO, “donde probablemente se producirán los mayores volúmenes de peces en el mar y Chile debe estar preparado con soluciones apropiadas. Por cierto que aunque las soluciones que se desarrollen se aplicarán inicialmente a la salmonicultura nacional, ellas se harán extensivas a todo el país, facilitando el desarrollo de nuevos cultivos en el centro y en el norte de Chile, donde existen muy pocos sitios protegidos donde realizar cultivos”.