Este miércoles 19 de agosto, la proveedora noruega de material genético AquaGen informó que descubrió un marcador genético (QTL) que permite identificar a aquellos salmónidos más susceptibles al piojo de mar. Gracias a diferentes pruebas y descartando los reproductores con este marcador, la compañía ya se encuentra con la posibilidad de ofrecer al mercado ovas donde los peces mas receptivos hayan sido separados de la población de cultivo.

Entre los productores de salmónidos, especialmente los que se desempeñan en los centros de mar, es conocido que ciertos peces tienen un recuento de piojos mucho más alto que el promedio de la jaula. Estos ejemplares susceptibles atraen la infección desde el ambiente circundante y contribuyen a la formación de una alta presión infecciosa en el centro.

De igual manera, está bien documentado que la capacidad de resistencia a los piojos es hereditaria, sin embargo tomará varias generaciones de mejoramiento antes de alcanzar cualquier tipo de progreso notable. Debido a esto, los investigadores de AquaGen han trabajado por años en la identificación de marcadores genéticos que puedan proporcionar un progreso más rápido y reducir los desafíos por piojos de mar de la industria salmonicultora.

AquaGen detalló que el adelanto científico, y ahora comercial, llega después de analizar “una larga data de pruebas de infección al parásito y cerca de 50.000 marcadores genéticos de unos 4.000 peces, lo que nos ha permitido determinar que el QTL que fue finalmente identificado es el único que ha demostrado tener una alta susceptibilidad para los piojos de mar”. Y precisó: “En los ejemplares que portan ese marcador se ha encontrado que tienen dos a tres veces más piojos que el promedio de los peces en un ambiente determinado”.

Desde la empresa también subrayaron que para tener éxito con una estrategia de control no medicinal, es de suma relevancia que los grupos de peces que se transfieren al mar tengan una alta resistencia e incluso natural contra la infección por piojos.

A través de la identificación de este QTL de susceptibilidad, “AquaGen es capaz de probar y eliminar los peces de las familias de peces con este marcador. Al hacer esto, los individuos con mayor susceptibilidad al parásito serán removidos de aquellos que llegarán al centro de cultivo en mar”, aseguró la compañía que es parte del consorcio Blue Genomics.

Por lo pronto, AquaGen volverá a probar los reproductores con este marcador con el objetivo de asegurar que las ovas que comercialice en la temporada 2015/2016 sean las más resistentes al piojo de mar.

Le puede interesar también: Los avances en genética para combatir el SRS