La Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC) de Aysén aprobó este miércoles 19 de agosto los 41 sitios propuestos por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) para nuevas Áreas Aptas para la Acuicultura (AAA), con el objetivo -según lo afirmado por la autoridad- de facilitar el proceso de relocalización de concesiones de especies salmonídeas que se cultivan en Chile.

Los sitios en total abarcan 615 hectáreas, misma superficie por la que serán reemplazadas concesiones existentes, lo que, de acuerdo con lo subrayado por la Subpesca en un comunicado, «en ningún caso constituye una expansión sino un cambio de ubicación». Además, argumentó el organismo estatal, a diferencia de lo que ocurría antaño, los nuevos sitios corresponden a polígonos acotados, equivalentes a la superficie de un centro de cultivo y, por ende, todos cumplen con las distancias necesarias para resguardar el desempeño ambiental y sanitario de la acuicultura.

Bajo ese postulado, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, sostuvo que la relocalización es importante para culminar el proceso de ordenamiento de la acuicultura y, además, un paso clave en la sustentabilidad de la actividad acuícola.

Centro de cultivo de salmón (Archivo Editec)

«La comunidad de la Región de Aysén debe estar tranquila porque quienes desean relocalizar sus concesiones deben someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, cumplir la zonificación del borde costero, con las normas de las concesiones y con todas las leyes existentes en la materia. No se otorgará la relocalización sobre bancos naturales ni caladeros de pesca. Además, los sitios que son dejados por concesiones que se relocalizan no podrán volver a ocuparse con centros salmonicultores», explicó la autoridad sectorial.

Consulta ciudadana

Para dar cumplimiento a la normativa vigente, especialmente al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en nuestro país se aplica a través del reglamento establecido por D.S. Nº 66 de 2013 del Ministerio de Desarrollo Social, Súnico dijo que lo que procede ahora es requerir el pronunciamiento del Ministerio de Desarrollo Social acerca de la procedencia o no de realizar una consulta indígena en caso que existan comunidades que puedan verse afectadas.

Vea: Organizaciones de Aysén evalúan impugnar decisión de la CRUBC sobre relocalización salmonicultora

En ese mismo contexto, ahondó que la actual legislación contempla que la ciudadanía de la región donde se establecerán las concesiones cuenta con 60 días para entregar sus observaciones, debidamente fundadas, a partir de la fecha de publicación en el Diario Oficial de la Resolución que propone los 41 sitios. La Subpesca detalló que la invitación a participar de este proceso se realizará a través de publicaciones en diarios de circulación nacional y regional.

«Tanto el requerimiento al Ministerio de Desarrollo Social como la consulta ciudadana son pasos que podemos dar una vez que el CRUBC aprueba los sitios, que es lo que ocurrió el miércoles, en consecuencia, estamos cumpliendo, y lo seguiremos haciendo, con todos los mecanismos establecidos por las normativas vigentes», aseguró el representante de gobierno, quien recordó que la necesidad de relocalizar las concesiones en la Región de Aysén surge debido a que en la década de los noventa se instalaron sin contar con la planificación, estudios ni regulación adecuadas, lo que derivó a que con el paso del tiempo las instalaciones se constituyeran en focos de contaminación y de riesgo para la diseminación de enfermedades.

Para cerrar, el comunicado de la Subpesca puntualizó que con este avance en el ordenamiento de los salmónidos, «se facilita la segunda etapa del ordenamiento que incluirá la relocalización de los otros cultivos», para lo cual se presentará un proyecto de ley próximamente.