(Sernapesca.cl) La merluza chilena (Merluccius gayi gayi), también conocida como “la pescá”, comenzó este martes su veda biológica (del 1 al 30 de septiembre), lo cual implica la prohibición de extracción y comercialización de este recurso entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos, para respetar su época de mayor desove, lo cual ayuda a la renovación de su stock y a la recuperación de la pesquería.

Para sensibilizar a los consumidores sobre la importancia de respetar la veda, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y la organización mundial de conservación WWF, lanzaron este lunes 31 de agosto en la Caleta El Membrillo de Valparaíso (Región de Valparaíso) la campaña “Paremos El Merluzeo”, iniciativa que contempla diversos materiales educativos que serán distribuidos en las principales caletas del país, así como en restoranes y puntos de venta.

Así lo explicó el director del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), José Miguel Burgos, quien subrayó que además de esta campaña de difusión, el organismo reforzará los controles en puntos de desembarque, transporte y centros de comercialización, en el marco de un plan especial de fiscalización del recurso.

Fiscalización merluza (Fuente Sernapesca.cl)

Burgos precisó que al 31 de julio, el organismo había incautado 267 toneladas de merluza ilegal, prácticamente el doble de lo detectado el año anterior (149 toneladas). “Hemos detectado una mayor infraccionalidad por pesca ilegal en todas las regiones del país, y la situación es especialmente preocupante en la Región Metropolitana, donde pasamos desde 28 toneladas incautadas el año pasado a más de 112 toneladas entre enero y julio de este año”, enfatizó indicó el director nacional del Sernapesca.

“Es un recurso que se encuentra en colapso, está en una situación de conservación crítica y requiere de todo nuestro esfuerzo. Lo que estamos protegiendo es su período de máxima reproducción, es decir cuando las hembras están botando sus huevos que van a formar en tres o cuatro años más las futuras poblaciones de merluza”, explicó Burgos.

Por lo anterior, la autoridad subrayó la importancia de trabajar coordinadamente entre los distintos actores del sector pesquero, involucrando a los propios pescadores, ONGs, gobierno y la ciudadanía en general. A modo de ejemplo, detalló que los pescadores de Caleta El Membrillo se han sumado a esta campaña, para lo cual se “estockearon” con más de 8.000 merluzas extraídas antes de la restricción para realizar su tradicional “Fogata del Pescador” (17 de septiembre), sin infringir la veda.

Esta merluza se mantendrá congelada en la cámara de frío de la caleta, la cual fue revisada y sellada este lunes por el Sernapesca, para garantizar que toda “la pescá” que se venda durante el evento haya sido capturada previo a la veda y cumpla con todos los requisitos para su consumo seguro.

Paremos El Merluzeo (Sernapesca.cl)

Según explicó la encargada de Pesquerías de WWF Chile, Valesca Montes, actualmente la merluza común se encuentra en estado de colapso de acuerdo con el último informe emitido por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), lo cual da cuenta del deteriorado estado del recurso, debido a la tremenda presión de pesca a la que ha sido sometido durante muchos años.

“El más claro ejemplo de esta preocupante situación se puede evidenciar en el tamaño de los ejemplares que se comercializan, muchos de ellos son juveniles y no han alcanzado a reproducirse al menos una vez, por esta razón es que es tan importante respetar la veda de este recurso de alta relevancia para los chilenos”, enfatizó la experta, reiterando el llamado a no comprar ni consumir merluza común durante septiembre, así como a comunicar en el entorno cercano sobre esta prohibición y que las personas denuncien a través de los medios disponibles del Sernapesca en caso de observar o presenciar la venta de merluza fresca.

Paremos El Merluzeo (Sernapesca.cl)