Una fuerte oposición a la moción presentada por los senadores Rabindranath Quinteros, Adriana Muñoz y Carolina Goic que busca modificar aspectos clave de la ley de pesca, como avanzar en poner fin a las capturas por arrastre en Chile, manifestaron ante la Comisión de Pesca del Senado dirigentes de la flota pesquera industrial de la Región del Biobío.

Criticaron la falta de propuestas sociales en beneficio de los trabajadores que representan y afirmaron que se trata de congresistas que “poco y nada saben de la realidad del sector”, en particular de la Región del Biobío, donde -subrayaron- solo la planta de langostinos de Camanchaca en Tomé genera 700 puestos de trabajo femenino.

Comisión de Pesca del Senado

En este sentido, argumentaron que “suprimir la pesca de arrastre en nuestro país tendría un impacto social tremendo, ya que somos cerca de 5.400 chilenos los que trabajamos directamente en la flota de arrastre y en las plantas que procesan su pesca, todos con contrato indefinido; lo que se traduce en unas 66.400 familias. Y hay otras 15.000 personas que trabajan prestando servicios a las compañías pesqueras, que también ganan su sustento gracias a la pesca de fondo”, adujo Jaime Acuña, presidente de la Asociación Gremial de Oficiales de la Pesca Industrial (Agopesi), añadiendo que “para todos ellos no hay propuesta alguna por parte de quienes quieren modificar la ley”.

Por su parte, el vicepresidente de la Federación de Tripulantes de Chile (Fetrinech), Sergio Vera, dijo cuestionar la parcialidad de la senadora Carolina Goic, una de las autoras de la moción para modificar la actual normativa. “Ellos dicen que la ley debe revisarse por el cuestionamiento a dos políticos, pero a nosotros nos parece legítimamente dudoso que la senadora hoy se haga asesorar por quien durante la discusión de la actual ley fuera asesor de Lota Protein, la empresa que quiere licitar la pesca en Chile”, aseguró Vera.