El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, volvió a insistir en la urgencia de debatir en torno a la necesidad de cambiar los planes reguladores de nuestras ciudades para evitar situaciones como las ocurridas con el consultorio de Coquimbo.

«Hay que hacer una discusión definitiva como país, para no seguir construyendo bajo la cota de 20 metros. Porque cada vez que haya un terremoto o un temblor fuerte vamos a tener este problema, porque puede ocurrir un tsunami», subrayó el subsecretario del Interior.

De igual manera, Aleuy enfatizó que como país debemos debatir al respecto «porque si no hacemos una discusión seria de dónde instalamos la infraestructura pública, sobre todo la (infraestructura) crítica y la infraestructura privada, no habrá posibilidad de arreglar de manera adecuada. Una ola de 4,2 metros que llegó a los 25 minutos al borde costero, inunda al menos dos departamentos», puntualizó.

Respecto del balance post terremoto y tsunami, el subsecretario Aleuy sostuvo que ha existido un aumento de la cifra de damnificados y viviendas afectadas, producto del trabajo en terreno que han levantado los equipos del Ministerio de Vivienda y Desarrollo Social, quienes se encuentran aplicando la Ficha Básica de Emergencia (FIBE).

«Anoche (domingo) teníamos una cantidad muy importante de damnificados, aumentamos en un 351% en comparación del día sábado, pasamos a 9.061. En el caso de viviendas destruidas, aumentamos en un 150%, pasando desde 435 a 656 y variaciones similares de 171% en daño menos no habitables y 169% en daño menor habitable. En el resto no tenemos variaciones, fallecidos seguimos con la misma cantidad, personas eventualmente desaparecidas también», aseguró.

Al ser consultado por los aportes que entregará el gobierno para ir en ayuda de las personas afectadas por esta catástrofe, el subsecretario Aleuy detalló que «el apoyo que tenemos definido hasta ahora es para todos los pequeños comerciantes o pequeños empresarios que tengan un número menor de trabajadores. A ellos les vamos a entregar un subsidio para que puedan retener la mano de obra y no se vean obligados a despedir a todos sus trabajadores».

Además, Aleuy detalló que se «han entregado 270 toneladas en ayuda de distinto tipo, desde agua embotellada y artículos de aseo».

Infraestructura y servicios básicos: «El balance en general es bueno»

El subsecretario del Interior destacó el comportamiento de la infraestructura crítica y servicios básicos, tras el terremoto y, posterior, tsunami del pasado miércoles 16 de septiembre.

«El comportamiento de la infraestructura crítica funcionó perfecto, nunca cerramos un aeropuerto, nunca se cortó el flujo carretero; es cierto que tuvimos que cortar el tránsito en algunos sectores, porque mucha de esa estructura está bajo 20 metros y no podíamos correr el riesgo que en este tren de olas que se produce hubiese un vehículo con personas que fuese arrasado por una ola», argumentó.

De igual manera, subrayó que «los problemas de electricidad se arreglaron progresivamente, al día de ayer (domingo) solo teníamos una población en Coquimbo que afectaba a 2.100 clientes, que estaban sin luz, solo porque estaban reparando y limpiando la conectividad y esto se debía hacer sin suministro debido al riesgo de incendios», apuntó.