Un proyecto innovador para todo Chile es el que pretende llevar a cabo la Gobernación Provincial de Aysén (Región de Aysén), mediante una de las iniciativas insertas en el Plan de Modernización y donde se espera brindar la posibilidad a los pescadores de realizar muestreos en el litoral, para saber si las aguas y los productos están contaminados con marea roja.

El kit que permitirá realizar este ejercicio fue expuesto ante las autoridades, instancia en que la gobernadora de Aysén, Paz Foitzich, comentó que «se está haciendo un avance respecto de un sistema que todavía no está autorizado por el Ministerio de Salud, pero sí estamos haciendo las pruebas en la región para ver el resultado de los kits. Esto podría funcionar como un sistema de alerta temprana, para ver el comportamiento del agua, de los mariscos, antes de que sean extraídos y los propios pescadores lo puedan realizar. Para tal efecto, se están llevando a cabo algunos ensayos, pero también se está habilitando un espacio para un mini laboratorio en Islas Huichas, donde se van a poder hacer estos muestreos», detalló la jefa provincial.

Por su parte, la secretaria regional ministerial (seremi) de Salud (s), Silvia Delfín, manifestó que este es un paso importante en materias que preocupan a uno de los principales sectores productivos de la Región de Aysén. «La autoridad sanitaria, junto con la Gobernación Provincial, estamos conociendo y explorando otras alternativas para ver cómo hacemos los esfuerzos de avanzar seriamente en facilitar el monitoreo de las toxinas por marea roja», subrayó la representante regional del Ministerio de Salud.

En tanto, David Casis, doctor en biología marina y quien expuso el kit que permitiría el desarrollo del proyecto, explicó que, «lo que estamos presentando es un tipo de examen diagnóstico para biotoxinas producidas por marea roja, para veneno paralizante, el cual se está probando para una posible aplicación en Chile. Es un kit muy parecido a lo que podría ser un test de embarazo y funciona exactamente igual, está basado en anticuerpos específicos para las toxinas. Entonces, se puede hacer la preparación de las muestras en un bote o en una camioneta adecuadamente equipada y toda la preparación y obtención de los resultados se demora aproximadamente una hora».

De acuerdo con lo publicado en el sitio electrónico de la Gobernación Provincial de Aysén, la implementación del kit de detección de marea roja permitiría mejorar la eficiencia de este sistema económico, porque de esta forma los pescadores podrían determinar si las aguas están o no contaminadas, como así también los mariscos. «Si es así, no extraer desde ese lugar sino que extraer de otra área que no presente el veneno en ninguno de los ámbitos. Esto evitaría, como ocurre hasta ahora, que traigan una cantidad importante de kilos que mucha veces son decomisados y botados, haciendo totalmente ineficiente el sistema», concluyó la gobernadora de Aysén.