La empresa Stofnfiskur HF, que exporta ovas de salmón Atlántico a Chile y a la mayoría de los países productores de esta especie, envió a AQUA una declaración en la cual aclara su posición respecto de la decisión del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de suspender temporalmente la importación de ovas desde el país nórdico. Esta resolución se basa en la alerta sanitaria emitida por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por su sigla en inglés) a partir de la notificación de la aparición del Virus de la Septicemia Hemorrágica Viral (VHS) en dicha nación.

Vea: Suspenden importación del 14% de las ovas de salmón que se comercializan en Chile

“Es muy importante aclarar a la comunidad salmonicultora y en general que el hallazgo de VHS (Septisemia Viral Hemorrágica) realizado recientemente en Islandia, fue a partir del análisis de peces reproductores silvestres de la especie Cyclopterus lumpus, conocidos comúnmente como “lumpo” o “pez limpiador”, que se mantenían en la Piscicultura Hafro Grindavík, de propiedad del Gobierno de Islandia y ubicada en la costa sur oeste de dicho país. Estos son peces silvestres que fueron capturados directamente en el mar por pescadores artesanales y mantenidos en cautiverio, donde se harían desovar artificialmente, para luego utilizar su descendencia como peces limpiadores de otras especies de peces de cultivo”, relataron desde Stofnfiskur.

La compañía añadió que la Piscicultura Hafro Grindavík del Instituto Marino de Islandia no tiene ninguna relación de propiedad ni de personal técnico con la empresa Stofnfiskur HF. Además, está ubicada en una localidad distante a aquellas donde Stofnfiskur mantiene sus planteles de reproductores. De igual manera, especifica que el caso de VHS detectado fue subclínico, sin síntomas de la enfermedad ni mortalidades, hallazgo que se realizó en el Laboratorio Nacional del Instituto de Patología Experimental de la Universidad de Islandia ubicado en Keldur. La aislación del virus se realizó con líneas celulares BF-2 y EPC y la confirmación a través de la técnica de Transcripción Reversa-Reacción en Cadena de la Polimerasa (RT-PCR). La secuenciación final del amplicón del virus, que está en ejecución y aún pendiente, se está realizando en el Laboratorio de Referencia Regional de la Unión Europea, el Laboratorio Veterinario Nacional de Dinamarca. Se espera tener dicho resultado durante la presente semana.

La unidad de cultivo que contenía a la muestra que dio positiva fue completamente eliminada en la Piscicultura Hafro Grindavík. Un total de 5.145 reproductores de Cyclopterus lumpus fueron sacrificados y dispuestos conforme la normativa sanitaria vigente de Islandia.

Destacaron también que el Programa de Vigilancia Epidemiológica de Islandia, administrado por la Autoridad Veterinaria y Alimentaria de Islandia (MAST) del Ministerio de Industrias e Innovación, funcionó a la perfección para detectar e informar oficialmente a la OIE respecto de este hecho.

Lo anterior -según la productora de ovas- debe dar la tranquilidad de que el Sernapesca “tiene socios en Islandia cuya eficiencia, honradez y profesionalismo son a toda prueba. Esto estuvo además muy bien coordinado con la nueva política de compartimentalización que opera en Stofnfiskur, la que está alineada con el compromiso de preservación del patrimonio sanitario de Islandia y en línea con las exigencias sanitarias de Chile”.

“Stofnfiskur espera que el Sernapesca realice prontamente la auditoría sanitaria y análisis de riesgo correspondientes que permitan revocar el cierre de fronteras momentáneo al ingreso de ovas a la mayor brevedad posible, antes de fines de este año”, concluyó la firma islandesa.