Por mayoría la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado, aprobó en general la moción, en primer trámite constitucional, que introduce diversas modificaciones a la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) y a la Ley N°20.657. Ahora será el turno de la Sala de la Cámara Alta quienes deberán votar la idea de legislar.

Pese a la aprobación del texto, que busca la reformulación de la llamada “Ley Longueira”, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe se manifestó en contra del proyecto y dejó constancia de que solicitó escuchar la opinión del Ejecutivo, antes de haber zanjada en general la moción.

Escuche aquí sus declaraciones publicadas en el sitio electrónico del Senado:

Resguardar los productos de todos los chilenos

La senadora Adriana Muñoz, presidenta de la Comisión y una de las autoras del proyecto, enfatizó en torno a la importancia de poner en el debate este tema, “ya que esta ley llevará a un perjuicio a la pesca artesanal y a un devastador panorama en los que se refiere a nuestros recursos marinos, situación que advertimos durante el debate que se llevó a cabo en el tramitación de esta ley”.

En este sentido, afirmó que la actual ley de pesca “mantiene una lógica de concentración de los recursos y los bienes del mar en pocas empresas (…). Nosotros queremos resguardar los productos que son de todos los chilenos y esto es lo que queremos establecer en el primer artículo de esta ley”, subrayó la legisladora por la Región de Coquimbo.

En otro orden, adelantó que también llevarán a cabo una serie de observaciones al sistema de licitación y a la transparencia de este. “Hoy las empresas se encuentran en pleno proceso de licitación bajo las normativas actuales”, precisó.

Dentro de este contexto informó que se iniciará una etapa de “sesiones en terreno”, esto –según manifestó- “para trabajar junto a las organizaciones de pescadores, los gobiernos regionales, el mundo académico y de la investigación. La idea es escuchar desde la realidad y llevar adelante este proceso de forma participativa. Como comisión creemos que es muy importante dar una señal y existe una decisión de modificar esta ley”.

Escuche aquí sus declaraciones:

Revisión y no derogación

Por su parte, el integrante de la instancia congresista, y también impulsor de la moción, el senador Rabindranath Quinteros, aclaró que “la idea no es derogar una ley, sino que en base a todos los antecedentes que han salido a la luz pública se haga una revisión a fondo de esta legislación, tal como fue el compromiso de la Presidenta Bachelet en su campaña”.

“Estimamos que la pesca artesanal ha sido particularmente afectada con esta regulación y queremos corregir esto. Además, aumentar la competencia en el sector pesquero, mejorando ingresos para el sector público y manteniendo grados aceptables de estabilidad laboral para los operadores”, argumentó el legislador por la Región de Los Lagos.

Específicamente, según lo informado en el sitio web del Senado, el texto legal propuesto establece el “carácter público de los recursos del mar”, por lo cual “las autorizaciones, permisos, licencias o cualesquiera otros instrumentos que otorguen la facultad de extraerlos son por esencia precarios y temporales, obligan al cumplimiento de las exigencias que la normativa disponga y se encuentran sujetos, en caso contrario, a la caducidad, sin responsabilidad para el Estado”.

Industriales pesqueros de langostino amarillo

Escuchar al Ejecutivo

No obstante, la senadora Van Rysselberghe hizo presente que solicitó escuchar al Ejecutivo, “porque me parece que hay una serie de aspectos que tienen que verse y evaluarse relativos al tema de los derechos de propiedad y una serie de temas que creo que debiéramos haberlos discutido antes de aprobar en general”.

Para cerrar, sostuvo que este proyecto “puede tener algunos vicios y pudiera ser inadmisible o inconstitucionalidad, básicamente a lo que se refiere a los derechos de propiedad, pero no fue posible”, lamentó la legisladora de la Unión Demócrata Independiente (UDI).