Los miembros titulares del Comité de Manejo de la Jibia en representación de la pesca industrial entregaron su posición sobre las manifestaciones que un grupo de dirigentes artesanales de la Región de Valparaíso ha realizado este martes 10 de noviembre con el objetivo, entre otras cosas, de promover que el 20% de la cuota de la jibia que le corresponde al sector industrial sea capturada exclusivamente con el arte de pota, eliminando la pesca de arrastre de media agua como arte en los barcos industriales.

A través de una declaración pública, Andrés Fosk de Pesquera Landes, Claudio Salazar de Marfood y Marcel Moenne de PacificBlu argumentaron que desde el punto de vista de la sustentabilidad del recurso jibia, “no existe razón para privilegiar una forma de captura sobre otra y, particularmente, la pesca de jibia con arrastre no tiene efectos ecológicos negativos, como quedó demostrado en el taller organizado en Valparaíso en enero de 2015 por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), con el auspicio del Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el Programa para las Naciones Unidas para el Desarrollo y la participación del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés)”.

Según los ejecutivos de la industria pesquera, en dicho taller pudo revisarse información científico-técnica que muestra que no existen razones fundadas para plantear que el arrastre dañe al recurso o que genere impactos a la sustentabilidad de otras especies ni que afecte negativamente el ecosistema. “Lo anterior se basa en que se trata de una pesquería que no tiene fauna acompañante, captura exclusivamente ejemplares adultos y al ser una pesca de media agua que no interactúa con el fondo marino, por lo que no existe posibilidad que pudiese afectar algún ecosistema marino vulnerable”, afirmaron Fosk, Salazar y Moenne.

Ahondaron que los dirigentes artesanales de la Región de Valparaíso “saben que imponer el aparejo de pesca de la pota a la flota industrial hace inviable económicamente la actividad de los barcos industriales”, pues pierden la posibilidad de transformarse en factorías y congelar la captura a bordo. Del mismo modo, las plantas en la Región del Biobío correrían igual suerte, debido a que las condiciones meteorológicas de la zona la flota artesanal no puede abastecer continuamente a la industria en esta parte del país.

“Una decisión sin ningún fundamento técnico y que en nada beneficia a las otras regiones del país, terminaría afectando gravemente también al sector artesanal de la zona centro-sur al extinguirse el poder comprador de jibia”, enfatizaron los industriales, haciendo un llamado a los miembros del Comité de Manejo de la Jibia que representan al sector artesanal que participaron en dicha manifestación “a mantener, respetar y aportar en el trabajo de esta instancia formal y adecuada para discutir y trabajar por el bien de la pesca nacional y sumarse al trabajo colaborativo entre ambos sectores que el mismo comité ha permitido se comience a desarrollar en otras regiones del país”.

El Comité de Manejo de la Jibia fue constituido hace menos de tres meses y ha desarrollado solo dos sesiones de trabajo, “por esto estamos seguros que el trabajo técnico de esta instancia irá despejando las equivocadas percepciones de una parte de algunos representantes de la pesca artesanal”, subrayaron los representantes de la pesca industrial en el mencionado comité.

Ejemplo de aquello, según aseguraron, han sido los antecedentes que la propia autoridad pesquera, sus asesores económicos y los representantes de las plantas de proceso de otras regiones han puesto a disposición para clarificar que la operación de la flota industrial de la Región del Biobío “no tiene real influencia en los precios internacionales de la jibia, pues representa solo el 4% de la captura mundial, en un mercado dominado por la flota china de alta mar y la captura de Perú”.

Por último, dijeron no compartir el accionar de algunos dirigentes artesanales, que siendo parte del Comité de Manejo, “en lugar de usar la instancia para generar entendimiento y acuerdos, han llevado a la discusión política materias que este mismo comité está recién comenzando a analizar”.