Este sábado 15 de noviembre finalizó la primera versión de la feria AquaNáutica, evento organizado por el Grupo Editorial Editec y que tuvo lugar en el Club Náutico Reloncaví de Puerto Montt (Región de Los Lagos). En la muestra, participaron un total de 16 expositores que exhibieron desde embarcaciones de trabajo y deportivas, hasta motores, accesorios y diferentes novedades para las actividades relacionadas con el mar.

El encuentro, que también contó con una muestra acuática –que cautivó a los asistentes–, reunió, en un solo lugar, tanto a trabajadores como a los amantes del mar con los principales proveedores del sector náutico.

En esta versión, donde se vivió un grato espíritu de camaradería, estuvieron presentes compañías expositoras como Atlantis, Dimarsa, Diario El Llanquihue, DMU Energy, EZ Dock, INNO-SEA, Maqpower, Motonáutica, Nautisur, RTI y Wild Vida Natural, quienes pusieron a disposición de los visitantes algunos de sus productos con importantes descuentos.

“A través de este evento, buscamos rescatar la riqueza del patrimonio náutico que tiene la zona sur-austral de Chile, mostrando las últimas tecnologías disponibles para el sector, pero también incluyendo actividades sociales y artísticas, como fueron las exhibiciones de cuadros, artesanías y la presencia de clubes deportivos de enorme importancia en la zona”, comentó el representante zonal de Editec, Rodrigo Infante.

Comunidad y deportes náuticos

Además de las empresas expositoras, en AquaNáutica tuvieron una destacada presencia algunos clubes deportivos de la zona. Uno de estos fue el Club de Deportes Náuticos Estrella Blanca. Su entrenador, Pedro Carvajal, expresó que aprovecharon de exponer “nuestra última adquisición, que es un bote con timonel que es reconocido como el rey del remo. Tiene medidas bien especiales, pues está hecho para ocho remeros, pesa 96 kg y tiene 18 metros de largo. Es fantástico verlo navegar”. Añadió que esta embarcación fue adquirida gracias a aportes de la Municipalidad de Puerto Montt y que está disponible para ser utilizada por los miembros del club.

El instructor dejó extendida una invitación para todos quienes deseen integrarse a este grupo deportivo que, a través del remo, busca aprovechar el potencial náutico de la ciudad de Puerto Montt y conectar a los niños (sobre los 8-10 años) y sus familias en este tipo de actividades recreativas. Para sumarse, hay que acercarse al Club Náutico Reloncaví, donde podrán ser derivados al personal de Estrella Blanca.

En la exposición, también estuvo presente la Escuela de Vela del Club Náutico Reloncaví. El instructor, Guillermo Salinas, sostuvo que participaron en el evento con la finalidad de difundir las actividades que ellos realizan. Contó que están constantemente realizando clases dentro del canal Tenglo, donde están autorizados a navegar. Aquí, puede participar toda la comunidad, desde instituciones de educación hasta grupos de amigos o familiares que quieran acercarse a los deportes náuticos. Los niños, eso sí, deben tener sobre diez años.

“Aquí, les enseñamos a los chicos desde cosas tan básicas como ponerse el chaleco salvavidas, mantener la estabilidad y perderle miedo al agua. Tenemos algunos pequeños que nos ayudan con la instrucción. En general, en unas dos sesiones, los aprendices salen navegando solos. Aquí, además, les prestamos los implementos necesarios”, dijo el profesor. Estas clases son gratuitas y para acceder a ellas basta llamar al 65-2-255022 o al 7279 6869.

Educación en el mar

En Aquanáutica, también estuvo presente la lancha chilota Catalina-DEM, la que pertenece al Departamento de Educación Municipal (DEM) de Puerto Montt y cuyo capitán es el joven profesor, Helmuth Eissele. Esta embarcación se construyó en 1999 con la finalidad de conservar al patrimonio náutico local y apuntando especialmente al turismo regional y la educación pública. Desde el año 2013, se están desarrollando en esta nave distintos talleres –vinculados con la navegación tradicional, valoración del borde costero y creación literaria, principalmente–, algunos de los cuales son impartidos por el propio Eissele y/o por otros profesores de aula de la región.

“Esta embarcación representa un gran comienzo para hacer más actividades en el futuro. Lo mínimo que podemos hacer como puertomontinos es entregarle estas enseñanzas a los alumnos, de lo contrario, estamos perdiendo parte de nuestro patrimonio”, comentó el capitán de Catalina-DEM. Destacó que las velas de la nave –coloridas y de gran atractivo– fueron revitalizadas recientemente por artistas plásticos de Angelmó, lo que “ha sido un aporte considerable a la cultura”.

Por su parte, en el interior del casino del Club Náutico Reloncaví, expusieron sus artesanías y barcos tallados en madera, los artistas locales Nidelco Velázquez, Ismael Almonacid y Carlos Uribe. Además, se mostraron algunas réplicas de barcos del reconocido modelista naval de la región, Juan Enrique Vásquez Ramírez.

Algunos visitantes hicieron presentes sus buenas impresiones acerca de la feria AquaNáutica. Fernando Morales y su señora Pilar Peralta –que practican la navegación a través de su lancha chilota “La Peregrina”–, expresaron que la actividad “ha sido entretenida, sobre todo para quienes, como nosotros, nos gustan los deportes náuticos. Es valorable que se esté tratando de fomentar el tema, porque, de esta forma, a los que amamos esto, se nos enciende nuevamente la locura”. En tanto, el profesional acuícola, Eduardo Arratia, destacó que “lo que más me gustó fueron las tecnologías de transformación de equipos a gas”.

El evento también tuvo espacio para la familia. Fue así que el día de cierre reunió a padres junto a sus hijos en torno a las embarcaciones, mientras que las escuelas de remo de la zona llevaron a cabo competencias que sirvieron para que la comunidad se adentrara más en este deporte.

En definitiva, AquaNáutica 2015 fue una instancia para reunir todas las aristas del sector náutico y, tal como dijo el representante de Motonáutica, Gonzalo Toro, en medio del complicado momento que vive la industria del salmón, la cual genera el mayor movimiento del rubro náutico en el sur-austral, “este tipo de encuentros sirven para conectarnos en lineamientos comunes y entre todos -productores, proveedores, autoridad, academia- salir adelante por el bien de uno de los sectores exportadores más importantes del país”.