La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, junto al ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, llegó este lunes hasta el Plenario Loire, en el Paris Le-Bourget (Francia), para participar de la sesión de Declaraciones Nacionales de los Jefes de Estado y de Gobierno, en el contexto de la 21° Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

La Conferencia de las Partes (COP) es el órgano supremo de la Convención de la ONU. A la fecha, participan en ella 194 países y la Unión Europea, cuyos líderes se reúnen una vez al año, para examinar y desarrollar el proceso de negociación entre las partes ante nuevos compromisos e instrumentos de implementación.

Al iniciar su intervención, la Jefa de Estado hizo notar la solidaridad de nuestro país con el pueblo francés “por los trágicos sucesos acaecidos el 13 de noviembre y en el que también perdieron la vida tres ciudadanos chilenos. Asimismo, quiero resaltar el liderazgo del Presidente François Hollande quien, en estas difíciles circunstancias, reafirmó el compromiso de Francia por impulsar la adopción de un nuevo acuerdo climático en beneficio de toda la humanidad”, dijo.

Luego, resumió algunas de las inundaciones que han ocurrido en Chile y altas temperaturas registradas en la Antártica durante este año, que tienen que ver, precisamente, con el cambio del clima. “Aun cuando tenemos niveles marginales de emisiones, hemos reafirmado nuestra voluntad de seguir siendo parte de la solución del problema. Y en este esfuerzo se inscribe nuestro compromiso voluntario de mitigación al 2030 y la presentación oportuna de nuestra Contribución Determinada Nacionalmente. Buscamos desacoplar nuestro crecimiento económico del aumento de emisiones, priorizando las condiciones de vida de los más vulnerables. El cambio climático no es solamente un problema ambiental, es también un problema social, y quizás el más grande tema político que nos va a convocar en los próximos años”.

La Mandataria también se refirió a la importancia de la protección del mar. “Nuestros más de 4.500 kilómetros de costa nos recuerdan todos los días el papel fundamental que debe ocupar el océano en la lucha contra el cambio climático. Por eso, organizamos la Segunda Conferencia “Our Ocean” este año en Valparaíso; suscribimos la Declaración “Because the Ocean”; y acabamos de triplicar la protección de ecosistemas únicos en el mundo, al crear un parque y un área marina protegida con un total de más de un millón de kilómetros cuadrados, que será probablemente una de las más grandes áreas marinas protegidas en el mundo”, dijo.

Durante esta vigésimo primera versión de COP culminarán las negociaciones destinadas a adoptar un nuevo régimen universal de control de gases de efecto invernadero. Este acuerdo comenzaría a regir en 2020, en base a compromisos individuales de todas las partes. Se espera que sea lo suficientemente contundente como para mantener el calentamiento global por debajo del techo de 1,5º – 2°C por sobre niveles pre-industriales.

“Confío en que el acuerdo al que lleguemos, guiará a nuestros países en una senda de acción decidida por el clima, el respeto ambiental, el progreso social y económico compartido y sostenido”, señaló la Presidenta, al final de su intervención.