Teniendo en cuenta el grave daño que produce la contaminación ambiental en las personas, las diputadas Paulina Núñez (RN) y Marcela Hernando (PRSD) presentaron, ante la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, antecedentes sobre el proyecto que busca modificar la Ley 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente, fortaleciendo la protección y reparación a personas afectadas por contaminación del medioambiente (boletín 9397).

Comenzando con la exposición, las autoras del proyecto resaltaron que la iniciativa se fundamenta en que ninguna actividad económica es neutra para el entorno ambiental, por lo que se requiere contar con una ley que proteja a las personas. Asimismo, recalcaron que, en la actualidad, la Ley 19.300 protege de manera débil al medio ambiente y deja ciertos flancos respecto de la protección de las personas.

En cuanto al cuerpo del proyecto, las legisladoras expresaron que contiene tres tipos de medidas. La primera, acotaron, aquellas que fortalecen la protección de las personas y el medio ambiente, incrementando los requisitos de los estudios de impacto ambiental, estableciendo las obligaciones de prevención y detención de los focos de contaminación para el Estado.

Por otro lado, agregaron, contempla medidas que apuntan al fortalecimiento de la reparación para las víctimas de daños por contaminación medioambiental. Dentro de estas, aclararon, se establece la responsabilidad objetiva de quien cause daño a las personas por contaminación medioambiental, estableciendo una excepción para evitar litigamientos, si la empresa realiza acciones de reparación que sean supervisadas por la Superintendencia de Medioambiente.

“Hemos detectado que hoy día una persona que resulta dañada en su salud, por la contaminación de una empresa tanto pública como privada, no tiene una acción más allá de la indemnización ordinaria y judicial para poder ir a tribunales y exigir la reparación en su salud. Nuestro ordenamiento establece que tenemos derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación y, por lo tanto, lo que reparan las empresas cuando se produce una contaminación es el medio ambiente, pero no la salud de las personas”, aseguró la diputada Núñez.

Agregó que, en la Región de Antofagasta, se han encontrado con niños, adultos mayores y personas que, a lo largo de la historia, han resultado con daños importantes en su salud, por el arsénico, por el plomo y, hoy día, con el concentrado de cobre. “Por eso, creemos que es importante modernizar la ley de base del medio ambiente, llenar estos vacíos y, en materia de evaluación de los proyectos, exigir mayores requisitos al momento de evaluar una iniciativa determinada y que puedan dejar establecido como van a reparar en el caso de que exista un daño medio ambiental”, destacó.

Rol de las empresas

Sobre la responsabilidad de las empresas, la parlamentaria sostuvo que, hoy día, hay que probar la culpa que tenga determinada entidad. “Lo que nosotros estamos diciendo es que, en algunos casos, esa responsabilidad sea objetiva y no tengamos nada que probar, salvo que ellos no hayan cumplido con su calificación ambiental”, precisó.

En el mismo contexto, Núñez hizo un llamado a todas aquellas personas que hoy día ven con ojos más escépticos si este proyecto va a terminar en ley. “Nosotras vamos a hacer todos los esfuerzos para que este proyecto se transforme en ley y que todos los chilenos puedan tener una acción especial de responsabilidad objetiva donde, no solo puedan reparar el medio ambiente, sino que también la salud de las personas”, enfatizó.

Aclaró que hay vacíos importantes como aquellos que no le exigen a las empresas un plan de mitigación y reparación en el caso que contaminen, por lo tanto, dijo que, con este proyecto, “queremos saber del día uno cuales son las medias que las empresas van a implementar en caso de que se produzca alguna contaminación”.

Por su parte, la diputada Hernando agregó que, como autoras, esperan que la iniciativa sea de trámite rápido y que se pueda complementar con otras legislaciones, ya que es una intención que expresaron los miembros de la Comisión y esperan comparta también el Ejecutivo.

El presidente de la Comisión, diputado Daniel Melo (PS), valoró la iniciativa y señaló que les parece importante poder avanzar en un marco de derechos, sobre todo pensando en materia ambiental. “La reparación por daño ambiental es algo que está pendiente en nuestro país, porque hemos visto cientos de casos por contaminación de plomo y arsénico que, en definitiva, nos hacen pensar que lo que nos falta es contar con una legislación que apunte a reparar, en el caso concreto, la salud de las personas”, acotó.

Antes de finalizar la sesión, la Comisión tomó dos acuerdos: presentarle el proyecto al Ejecutivo en la Comisión de Medio Ambiente; y darlo a conocer a los organismos pertinentes, para que puedan hacer sus observaciones.