Este jueves 17 de diciembre concluyó el proceso de licitación iniciado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) para adjudicar Licencias Transables de Pesca (LTP) sobre los recursos sardina común, entre las regiones de Valparaíso y de Los Lagos; camarón nailon entre las regiones de Antofagasta y del Biobío; langostino amarillo en las regiones de Atacama y de Coquimbo; y langostino colorado entre las regiones de Arica y Parinacota y la de Coquimbo.

El presidente de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), Francisco Orrego, manifestó que “más allá de los resultados específicos que tenga este proceso, que corresponden a las primeras licitaciones de LTP que se realizan para estas pesquerías bajo la nueva ley de pesca, nuestro gremio valora su materialización, aunque su puesta en marcha ha demostrado la necesidad de introducir algunos perfeccionamientos técnicos que hagan más efectivo este proceso”.

Orrego agregó que “el gremio industrial pesquero reconoce como un avance el proceso de licitaciones en marcha, a la vez que revela que la ley de pesca se encuentra en plena etapa de implementación”.

El líder gremial aclaró que “los perfeccionamientos que deben hacerse al proceso de licitaciones deben orientarse a permitir clarificar y objetivar el mecanismo para fijar cuotas exclusivas a determinados sectores, ya que es importante que las reglas del juego sean claras y estén exentas de discrecionalidad administrativas”.

De igual manera, destacó el número de participantes en las licitaciones lo que, a su juicio, evidencia que se “está cumpliendo uno de los objetivos fundamentales de la nueva institucionalidad pesquera, como es la intervención de una pluralidad de actores productivos”.

En la misma línea, adujo que el proceso de licitación del 15% de las pesquerías “fue parte de un acuerdo global que quedó reflejado en la actual ley de pesca”, y aseguró que como sector de la pesca industrial les corresponde “respetar y honrar”.

Finalmente, el timonel de los industriales recalcó la necesidad de que se establezcan medidas efectivas para combatir la pesca ilegal que, según dijo, “es el principal problema transversal del sector pesquero, afectando a pequeños, medianos y grandes pescadores”.