En dependencias de la Intendencia Regional de Los Lagos, autoridades de Salud, gobernaciones marítimas, capitanías de Puerto, Carabineros y representantes del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), se dieron cita para analizar estrategias y desarrollar una propuesta de trabajo frente a la posible aparición de la fragata portuguesa, especie marina que puede ocasionar una serie de daños a la salud en contacto con personas.

Es por ello que profesionales de los departamentos de Emergencias y Acción Sanitaria de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud realizaron una presentación donde, entre otros temas, destacaron que el contacto dérmico accidental con los tentáculos de esta especie (picadura) puede generar serios daños en la salud humana, ya sea con ejemplares vivos o muertos.

“Los síntomas descritos corresponden a un intenso dolor (como quemadura), problemas respiratorios e incluso paro cardiaco, es por ello que estamos ante un problema de salud pública que estamos abordando en forma preventiva”, explicó la seremi de Salud, Eugenia Schnake, quien participó en la reunión.

En la reunión se acordó que serán las capitanías de Puerto las que avisarán a las otras instituciones ante cualquier avistamiento de esta especie. Por su parte, los representantes de la Seremi de Salud entregarán material informativo a las otras instituciones y el Sernapesca se coordinará con las diversas mesas de pescadores para informar a dichas instancias sobre este fenómeno.

Cabe detallar que el hidrozoo sifónoro Physalia physalis conocido como fragata portuguesa es una especie marina que habita las aguas cálidas del planeta. La presencia de esta especie en las costas de nuestro país durante el invierno y verano es posible describir como un evento inusual. Su presencia en las costas chilenas se puede asociar directamente al fenómeno de El Niño.

A nivel mundial se han registrado tres fatalidades por personas que han recibido la “picadura” de esta medusa; incluso, la Organización Mundial de la Salud (WHO, por su sigla en inglés) la incluyó en el listado de “especies peligrosas” para la salud humana e invertebrados venenosos en las Guías para Ambientes Seguros en Aguas Recreacionales (WHO 2003).

Fuente: Seremi de Salud de Los Lagos