La semana pasada, la ONG RealChile acusó que durante el año 2014 empresas salmonicultoras que operan en la Región de Magallanes presentaron Informes Ambientales (INFAs) negativos y que por este hecho habrían cometido daño ambiental.

En respuesta a lo sostenido por la entidad ecologista, la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes A.G. (Apstm) aseguró que ello “es absolutamente errado y además revela un gran nivel de desconocimiento de la reglamentación y de la ley que rige esta actividad”.

“Para el común de la gente que no sabe qué es una INFA se les debe explicar que es una medición de la materia orgánica y del oxígeno que se hacen en los fondos marinos de la pequeña área que ocupan las balsas jaulas con salmones. El control de ello lo realiza la autoridad respectiva (Sernapesca), en forma periódica en todos los centros de cultivo. Cuando una INFA sale negativa, vale decir con presencia de materia orgánica y/o con baja de oxígeno, entonces la empresa cuando termine su ciclo productivo no puede volver a ocupar la concesión hasta que esta condición del fondo cambie, y mientras esto no suceda, no se autoriza la siembra. Para eso existen los periodos de descanso regulados por ley. Cuando un centro se termina de cosechar, se debe esperar obligatoriamente unos meses sin actividad, incluso aunque la INFA salga aeróbica; vale decir, precisamente las leyes y reglamentaciones se cumplen a cabalidad. Eso, además, es una información transparente que es abierta a la comunidad, cualquiera lo puede ver en los sitios web de los mismos organismos fiscalizadores, desde precisamente la ONG la obtuvo para utilizarla maliciosamente”, argumentó el gremio de salmonicultores de Magallanes.

Según la Apstm, las INFAs buscan evaluar la calidad ambiental del sector, lo que es dinámico. En este sentido, sostuvieron que ello es un tema técnico, ya que las INFAS pueden salir negativas por causas naturales, no necesariamente por la actividad de los salmones, especialmente en la Región de Magallanes, ya que la ley no discrimina de dónde vino la materia orgánica.

“En nuestra región, existen fiordos y glaciares que arrastran materia orgánica en determinados períodos del año y producen bajas de oxígeno del fondo. Existen estudios científicos, entre otros los de Nelson Silva, en 2013, que respalda la condición de falta de oxígeno en Magallanes por condición natural, lo que produce INFAs anaeróbicas, en cuyo caso, se debe dejar descansar el lugar antes de volver a sembrar para permitir la recuperación natural del fondo. Estas evaluaciones se realizan permanentemente con el objeto de asegurar que las condiciones ambientales se mantengan en óptimo nivel”, enfatizó la asociación de productores de la austral región.

Para cerrar, el gremio manifestó que es “lamentable que a raíz de este tipo de acusaciones irresponsables se genere este nivel de confusión llevando a personas que ocupan cargos públicos a conclusiones equivocadas y apresuradas. Lo que corresponde es informarse adecuadamente, preguntar precisamente a las autoridades que fiscalizan esta actividad y luego sacar conclusiones o recomendar acciones”, finalizó la Apstm.