Tras conocerse el fallo del Juzgado de Garantía de Quintero, que en la mañana de este viernes 29 de enero decidió sobreseer en forma definitiva la causa contra los dos inculpados por el derrame de petróleo ocurrido en septiembre de 2014, el director del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), José Miguel Burgos, anunció que esta institución apelará la resolución ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

De acuerdo con lo informado en el sitio electrónico del Sernapesca, la decisión del juez Miguel Sáez Navarrete de acoger la solicitud de sobreseimiento definitivo planteada por la defensa de los inculpados se funda en una interpretación similar a la que hiciera la Corte de Apelaciones de Valparaíso en noviembre pasado, antes de que lo obrado en este caso quedara sin efecto gracias a la interposición de un recurso de nulidad presentado por el Sernapesca, el cual obligó a repetir la audiencia de sobreseimiento, lo que ocurrió este viernes.

En dicha oportunidad, explicó Burgos, la Corte de Apelaciones de Valparaíso interpretó que el artículo 136 de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), que sanciona la introducción de agentes contaminantes al mar, ríos o cualquier cuerpo de agua, solo podría satisfacerse con dolo (intencionalidad). “Nosotros entendemos que la LGPA tipifica una figura de cuasi delito ambiental (delito culposo) pero hoy (viernes) el juez estimó que hay una omisión en la redacción de la norma, que él como juez no puede subsanar al momento de aplicarla, y eso para nosotros como institución es sumamente grave”, enfatizó el director nacional del Sernapesca.

Es así que instruyó a la Subdirección Jurídica que, ante esta inédita interpretación del artículo 136, se elabore una nueva estrategia judicial con miras a la apelación que se presentará en los próximos días ante el tribunal de alzada porteño.

“La decisión del Juzgado de Garantía de Quintero nos afecta como organismo encargado de resguardar el patrimonio marítimo del país, pero también perjudica a los otros 14 querellantes, incluidos quienes representan a los pescadores artesanales de la bahía, quienes fueron los más afectados por este derrame”, concluyó Burgos.