Hasta la Yoma San José en Calbuco, Región de Los Lagos, llegaron las autoridades encabezadas por la secretaria regional ministerial (seremi) de Salud, Eugenia Schnake; el seremi del Trabajo, Gonzalo Reyes; el director del Trabajo, Miguel López; y el capitán de puerto de la Armada de Calbuco, teniente 1° Fernando Gallegos, quienes junto a funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), autoridad sanitaria y la Inspección del Trabajo, fiscalizaron en terreno las condiciones de salud, seguridad y jornada de los trabajadores embarcados que trasportan mortalidad de salmones en naves menores.

En la oportunidad, las autoridades mandatadas por el intendente regional pudieron revisar en terreno las faenas que se desarrollan para el traslado y disposición de los peces muertos a raíz de la Floración de Algas Nocivas (bloom) que se registra en la región.

Trabajadores (Foto Christian Brown_Mintrab)

El intendente Leonardo de la Prida sostuvo que la industria debe retirar la mortalidad “cuanto antes” y dio como fecha límite el próximo viernes 18 de marzo. “En coordinación con el Sernapesca se les ha dado un plazo de 24 horas (desde este lunes) a las empresas para informar la manera de cómo gestionarán el retiro de toda su mortalidad, ya que con la capacidad de esta región y la de la Región del Biobío, esa eliminación debió haberse realizado más rápido”, enfatizó el jefe regional.

Para más detalles vea: El viernes vence el plazo para que las salmonicultoras retiren sus mortalidades

A su vez, la seremi de Salud, Eugenia Schnake, detalló que se trasladaron hasta el lugar donde se realiza la descarga de la mortalidad de salmones de los barcos y fiscalizaron las condiciones de salud y seguridad de los trabajadores en las mismas naves. “En el lugar realizamos nuevas mediciones y de manera preventiva, en conjunto con la Armada y los servicios publicos, se dispuso la bajada de los trabajadores, así como también la obligación de los empleadores de proveer de los elementos de seguridad a quienes están realizando esta faena”.

Trabajadores (Foto Christian Brown_Mintrab)2

Por su parte, el seremi del Trabajo, Gonzalo Reyes, apuntó a la responsabilidad de las empresas para resguardar la vida de sus trabajadores. “Aquí hay una responsabilidad de los empleadores para dotar de los elementos de seguridad necesarios para este tipo de labores. No podemos exponer a los trabajadores a que sufran alguna complicación de salud por el ácido sulfhídrico; para nosotros la vida de ellos es lo más importante y las empresas tienen la obligación de contar con esos elementos de seguridad para evitar riesgos”, subrayó el representante del Ministerio del Trabajo en la Región de Los Lagos.

Las autoridades también aseguraron que evaluarán en terreno la situación de los trabajadores de naves mayores, con el objetivo de verificar las condiciones en que estas embarcaciones desarrollan sus labores de traslado y disposición de la mortalidad de salmones.