En su último informe de monitoreo, la Subsecretaría de Salud Pública constató que las zonas afectadas por el fenómeno que se asocia a “marea roja” son sitios focalizados y acotados geográficamente, particularmente al sur de Chiloé (Región de Los Lagos) y el norte de la Región de Aysén, por lo que su presencia no debería afectar al consumo de mariscos en las zonas libres durante Semana Santa en el sur, centro y norte de nuestro país.

Así lo aseguraron el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, y el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, quienes se reunieron para evaluar y analizar las condiciones ambientales que ha generado en las últimas semanas la detección de la toxina paralizante -marea roja-, esto en el contexto del fin de semana largo que se aproxima.

De acuerdo con lo explicado por las autoridades, se han coordinado distintos puntos de monitoreo y fiscalización en las regiones afectadas, situación que -según dijeron- hasta el día de hoy se encuentra estable, con focos acotados y sin presentar nuevos cierres de zonas. Además, se constituyó en la Región de Los Lagos una mesa técnica de trabajo que lidera el intendente Leonardo de la Prida y que incluye equipos de Salud, del Sernapesca, Subpesca y la autoridad marítima.

En ese sentido, el subsecretario de Pesca y Acuicultura formuló un llamado a la calma ante la presencia de esta toxina, “dado que, según los últimos informes de monitoreo, existen zonas libres del fenómeno en gran parte de nuestro país donde es posible consumir productos del mar con toda tranquilidad gracias al intenso trabajo que desarrolla tanto personal del Sernapesca y del Ministerio de Salud con fiscalización y monitoreo permanente”.