Molestia hay entre los pescadores bentónicos de la Región de Los Lagos debido a los bajos precios que se están pagando por el recurso loco (Concholepas concholepas). Según lo denunciado por la presidenta de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), Zoila Bustamante, el año pasado se pagaba poco más de $9.000 por kg, mientras que este año se están ofreciendo unos $7.000.

De acuerdo con la dirigente, esta disminución en el precio estaría motivada por una empresa que estaría presionando para pagar un bajo monto. Ello, en vista de la necesidad de los pescadores de la zona de cosechar rápidamente la producción de loco que tienen en sus Áreas de Manejo y Extracción de Recursos Bentónicos (Amerbs) para que no se las roben. Cabe recordar que los últimos meses se han registrado varios hechos de sustracción de estos moluscos, lo que ha causado millonarios daños a los hombres y mujeres de mar que se dedican a la actividad.

“Hemos experimentado grandes pérdidas el último tiempo. Por un lado, tenemos los robos en áreas de manejo, además el pago a los abogados que hemos tenido que realizar producto de estas situaciones y ahora esta baja en el precio. Todo eso significa enormes perjuicios para nuestro sector”, dijo la representante de la Conapach.

Zoila Bustamante (Foto: Conapach)Zoila Bustamante comentó que los compradores hablan de una baja del dólar, así como de un decaimiento de los mercados internacionales para el loco, pero que “nosotros hemos averiguado y no hay ni dólar bajo ni problemas con el mercado. Esto lo están haciendo porque ven que nosotros tenemos la necesidad de cosechar para que no nos sigan robando. Una vez más, se aprovechan de nuestro sector”.

En la Región de Los Lagos hay aproximadamente 450 Amerbs, en las cuales se producen unos 5 millones de locos, los que son muy apetecidos por el mercado asiático, europeo y también en Estados Unidos. La veda del recurso está abierta desde el 31 de enero pasado, hasta el 31 de agosto, de modo que los pescadores esperan que muy pronto se regularicen los precios y puedan recibir un pago digno por el preciado molusco.