Todos los recursos que sean necesarios para abordar la emergencia ambiental y sanitaria provocada por las más de 5 mil toneladas de sardinas varadas en la localidad de Queule (Región de La Araucanía) solicitaron al ministro del Interior, Jorge Burgos, los senadores Eugenio Tuma y José García Ruminot.

En un encuentro sostenido en el Congreso Nacional en Valparaíso (Región de Valparaíso), los legisladores de La Araucanía Sur detallaron las necesidades de la zona, como un hospital de campaña, medicamentos de emergencias y la activa participación de la Armada, para apoyar en las faenas de extracción del recurso, que está causando graves problemas a la calidad de vida de la comunidad costera.

Tras la reunión, el ministro del Interior aseguró que “esta situación produce varios efectos, ya sea en el empleo y la sanidad, por lo que le di instrucciones perentorias al intendente, Andrés Jouannet, quien además me informó sobre las medidas que ya se han ido adoptando para resguardar la salud de la población afectada”.

Burgos aseguró que los recursos destinados a la emergencia ya están siendo utilizados, y si fuera necesario apoyo del nivel central, pueden contar con eso. “Además pediré al ministro de Economía contactarse con la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura para que tome algunas medidas al respecto y si es necesario visite la zona”, acuñó el secretario de Estado.

El senador Tuma detalló que la localidad costera está sufriendo una grave emergencia ambiental y sobre todo sanitaria, por la “pestilencia y descomposición que ha causado el varamiento de millones de sardinas, que no sólo ha mermado la capacidad productiva del sector, sino que ha causado fuertes problemas de salud de niños, mujeres y adultos mayores. Necesitamos urgente un hospital de campaña, la presencia activa de la Armada y todos los recursos necesarios”, solicitó.

Por su parte, el senador José García Ruminot, quien visitó la zona y se reunió con los pescadores y autoridades, catalogó de impactante la situación que se vive. “Son muchas las toneladas de las que habíamos pensado por lo que tenemos una emergencia sanitaria, producto del hedor emanado de las sardinas y económica, por el impacto en el empleo, principalmente, a los pescadores. Es una emergencia muy grande para una localidad pequeña como Queule, para una comuna como Toltén, y por eso consideramos que se requiere el apoyo del gobierno central y regional”, sostuvo el senador García Ruminot.