(Pulso) Este jueves, a las 10:30 horas, en el Tribunal Constitucional (TC) se llevarán a cabo los alegatos por el recurso de inaplicabilidad constitucional que interpusiera Multiexport y al que se sumaran 22 salmonicultoras a fin de no hacer públicas las cifras que dan cuenta de la cantidad de antibióticos que aplican a sus peces.

Esto luego que en primera instancia el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) negara la petición de información, solicitada por la agrupación ambientalista Oceana a través de la Ley de Acceso a la Información Pública y, posteriormente, el Consejo para la Transparencia resolviera de la misma manera. Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Santiago acogió parcialmente el requerimiento y, a través de un recurso de queja, la industria salmonicultora se opuso a la petición en la Corte Suprema, tribunal que aún no resuelve la disputa.

Paralelamente, Multiexport presentó un recurso de inaplicabilidad constitucional ante el TC -al que se sumaron otras 22 compañías del sector-, el que busca bloquear el acceso a la información de parte de Oceana. Este será el escenario de los alegatos que se producirán este jueves.

Cabe recordar que las empresas están obligadas a detallar dichas cifras al Sernapesca, pero como la divulgación de dicha información afectaba a terceros, la entidad se vio obligada a consultar a las empresas productoras, las que se negaron a acceder a la petición.

En nuestro país la aplicación de antibióticos a los salmónidos que produce Chile como segundo mayor productor mundial ha sido de objeto de polémica.

De hecho en Noruega, las cifras son de libre acceso y las empresas informan a través de sus reportes anuales. Es así como este medio publicó que la filial de Marine Harvest durante 2015 duplicó la cantidad de antibióticos aplicados a sus peces.

Las empresas en Chile, entre las que se cuentan AquaChile, Multiexport, Cultivos Yadrán, Granja Marina Tornagaleones, Salmones Blumar, Marine Harvest Chile, Salmones Camanchaca y Salmones Friosur, se oponen a entregar la información que solicita Ocena.

Según un escrito elaborado en conjunto por Felipe Sandoval y Víctor Hugo Puchi, presidente de AquaChile, en representación de SalmonChile argumentaron que el requerimiento «compromete los intereses y derechos de sus asociados y demás actores de la industria salmonicultora».

A su juicio, de acogerse el requerimiento se afectarán derechos de carácter económico y comercial.

Para el Consejo para la Transparencia, «el requerimiento de Multiexport carece de fundamento plausible y no se encuentra razonablemente fundado y que las normas legales impugnadas no resultan decisivas en la resolución de la gestión pendiente». Igualmente, Oceana solicitó declarar la inadmisibilidad del recurso interpuesto por la salmonicultora. A juicio de la ONG, si se admite el requerimiento de la compañía, «provocará que se declare inconstitucional una serie de normas legales».

El año pasado, Costco, uno de los tres mayores importadores de salmón en el mercado estadounidense, disminuyó en un 40% las compras desde Chile, debido a este tema.

Presione aquí para ver la nota desde su fuente original en Pulso.