Un fuerte golpe a la extracción y transporte ilegal de locos dieron el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Armada y Carabineros de la Región de O’Higgins, en dos operativos consecutivos de control a buzos, recolectores y transporte, donde se incautaron 1.017 unidades de locos, cursándose siete citaciones a tribunales por extraer y transportar recurso loco en veda.

El día 12 de abril en fiscalización conjunta planificada para controlar buzos y recolectores de orilla en distintos puntos de la zona norte de la región, funcionarios de la Dirección Regional O’Higgins del Sernapesca, junto a miembros de la Capitanía de Puerto de Pichilemu, observaron y controlaron a buzos y recolectores en faenas de extracción.

De acuerdo con lo publicado por el Sernapesca en su sitio electrónico, en Topocalma se detectaron buzos retirándose, los cuales fueron fiscalizados, logrando constatar que en su poder se encontraban 75 unidades de loco desconchado, extraídos en la costa de dicha localidad. Los tres infractores quedaron citados al Juzgado de Letras y Garantía de Litueche, por infringir la veda del recurso loco.

Ese mismo día, gracias a la coordinación interinstitucional, el Sernapesca informó a Carabineros de un vehículo que escapó del control que realizaban en conjunto con la Armada, por lo que en horas de la tarde, funcionarios de Carabineros de la Tercera Comisaría de Pichilemu realizaron un control en la entrada de la comuna en donde se detectó el vehículo que había evadido la fiscalización previa.

“En la fiscalización realizada por Carabineros, se detectaron e incautaron 200 unidades más de loco desconchado. El infractor quedó citado al Juzgado de Letras y Garantía de Pichilemu por el transporte de recurso en veda”, detallaron desde el Sernapesca.

20160416_locos_pichilemu_2

En ambos casos los recursos fueron revisados por funcionarios de la autoridad sanitaria, la que determinó que no se encontraba apto para el consumo humano, por lo que instruyó la destrucción y disposición en el camión recolector de residuos domiciliarios de las 275 unidades de locos desconchados, que fueron incautados.

Al día siguiente, personal del Sernapesca y la Armada realizaron nuevos controles en el sector norte de la región. Esta vez en Matanzas, donde se fiscalizó a buzos y recolectores de orilla en donde se logró incautar otras 742 unidades de locos extraídos en contravención a la veda establecida para este recurso.

Todo el recurso fue incautado, así como los trajes de buceo empleados para su extracción. Producto de estas fiscalizaciones en Matanzas, se cursaron otras cuatro citaciones al Juzgado de Letras y Garantía de Litueche por extracción de recurso en veda. Al igual que en el caso anterior, la autoridad sanitaria dispuso su destrucción en vertedero, por no encontrarse apto para el consumo humano.

La directora regional del Sernapesca, Erika García, destacó los buenos resultados de ambos operativos, manifestando que “este resultado obedece al esfuerzo desplegado tanto por los funcionarios del Sernapesca como de Armada y Carabineros de Chile, dada las condiciones desfavorables para el patrullaje costero, en donde hay que sortear obstáculos como quebradas, acantilados, valles y lomas”.

De igual manera, Erika García destacó la importancia de las alianzas estratégicas que mantiene el Sernapesca con otras instituciones fiscalizadoras, con las cuales se elaboran programas de trabajo, los que permiten fortalecer los procedimientos de control a través del Comité Interinstitucional de Fiscalización Pesquera, con el objetivo de realizar fiscalización integral a través de los distintos Programas Especiales de Control que lleva adelante el Sernapesca.