Considerando la importancia que reviste en las embarcaciones el mecanismo de posicionamiento satelital (GPS), un grupo transversal de diputados, encabezado por David Sandoval (UDI), presentó un proyecto (boletín 10599) que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) para establecer como causal de caducidad de autorizaciones, permisos y licencias transables de pesca, el no uso de este mecanismo de control.

La moción, derivada a la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos para su estudio, fue ingresada por el diputado Sandoval junto a sus compañeros de partido Pedro Pablo Álvarez-Salamanca, Celso Morales, Ignacio Urrutia, Jorge Ulloa y Osvaldo Urrutia, además de Bernardo Berger (RN) y Juan Morano (DC).

De acuerdo con lo detallado en el sitio electrónico de la Cámara de Diputados, el texto de los legisladores estipula que existe la necesidad y conveniencia de contar con información fidedigna que refleje la trayectoria de las naves para facilitar el control y fiscalización de sus actividades. Agregaron que este control se hace necesario -y muchas veces imprescindible- para determinar las áreas en que se efectúan actividades de pesca o exploración y para establecer las trayectorias de naves o de las posibles causas de accidentes, o de derrames de hidrocarburos y de elementos peligrosos o contaminantes.

“A nuestro juicio, son variados los fundamentos para contar con un sistema de posicionamiento satelital en las embarcaciones, los que van desde una perspectiva económica, facilitando la eficacia de la extracción acuícola, como también en materia laboral, maximizando los factores de seguridad en las embarcaciones en beneficio de los tripulantes; y, junto con lo anterior, promover mayores niveles de transparencia y fiscalización en el cumplimiento de la ley, fomentando la regularidad de los actos vinculados a la pesca”, sostiene el grupo de diputados.

Ahondaron que, sin perjuicio de la importancia que reviste en las embarcaciones el mecanismo de posicionamiento satelital, “esta norma continuamente es burlada por los pescadores, situación cuya gravedad es absoluta si se piensa que su utilidad es manifiesta en los más variados aspectos”.

A lo anterior, sumaron que, actualmente, nuestra legislación sanciona con penas de multa las omisiones de presentación de informes o comunicaciones, lo cual refleja la no utilización del sistema de posicionamiento satelital o GPS por parte de los armadores. “Los congresistas firmantes de esta moción estamos conscientes de que las sanciones por mal uso de los GPS tiene una baja sanción y, por ende, existe una tendencia a incumplir su aplicación realizando pesca ilegal apagando tales dispositivos y las multas son tan bajas que existe una tendencia a preferir pagar estas que cumplir con el fondo de la ley”, enfatizaron.

Finalmente, los legisladores manifestaron que la importancia que reviste el GPS en el mundo de la pesca, hoy en día, es superior, razón por la cual su inexistencia en una embarcación constituye un hecho contrario a la orientación que se tuvo en mente hace un tiempo atrás. “Las bajas sanciones para estas actividades todavía numerosas, constituyen, en cierto modo, un fraude a la ley y, por tal motivo, pensamos que el presente proyecto de ley viene en erigir un cierto estatus a la obligación del GPS, como una carga central a la hora de ejecutar la actividad”, sentenciaron.