Este lunes partió en el Hotel Cumbres de Puerto Varas (Región de Los Lagos) la Tercera Conferencia Internacional de Biología Integrada de Salmónidos (ICISB, por su sigla en inglés), encuentro organizado por las instituciones patrocinadoras del Proyecto del Genoma del Salmón -International Cooperation to Sequence the Atlantic Salmon Genome (ICSASG)-, es decir, Genome British Columbia, de Canadá; The Research Council, de Noruega; Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) de Chile; y el Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal), también de Chile.

En el evento, que se extiende hasta el miércoles 27 de abril, están participando más de 40 expositores nacionales e internacionales vinculados al mencionado proyecto, así como varios que han aprovechado los conocimientos de la secuenciación del genoma del salmón y que están mostrando sus más recientes avances.

Las palabras de bienvenida a la conferencia –a la cual llegaron más de 150 personas este lunes– fueron entregadas por la gerente de Desarrollo y Capacidades Tecnológicas de Corfo, Marcela Angulo, quien explicó que este es el tercer encuentro que se realiza en torno al proyecto del genoma del salmón. El primero se realizó en Noruega, mientras que el segundo ocurrió hace dos años en Canadá. En esta ocasión, la idea es mostrar los resultados que ha tenido la iniciativa y las distintas líneas de trabajo que han surgido a partir de ella.

«Para Chile, tiene mucha relevancia haber participado en una instancia como esta. Le ha ofrecido enormes oportunidades a nuestra comunidad científica y tecnológica. Ha permitido que nuestro país se vincule con redes internacionales de conocimiento que están en la frontera de la ciencia. No hay otro grupo más especializado que estudie temas como estos vinculados al salmón. Nuestra participación, además, calza justo con los desafíos que vive la industria en este momento, muchos de los cuales tienen que ver con la biología del pez», comentó la ejecutiva.

Similar apreciación tuvo el director regional de la Corfo Los Lagos, Adolfo Alvial –que también asistió a la conferencia–, quien recalcó que «lo que se ha logrado con este proyecto internacional es un hito, pues abre una ventana de desarrollo no solo para el salmón, sino que para la acuicultura en general. El de que podamos disponer de herramientas genómicas va a permitir no solo desarrollar marcadores genéticos, sino que posibilitará también precisar otros asuntos, incorporando mayor innovación y oportunidades».

El funcionario añadió que «el hecho de que este genoma pueda permitir identificar con precisión mejores líneas de peces en cuerpos de agua específicos y en el momento oportuno podría significar una importante reducción de la incidencia de enfermedades y, por ende, un menor impacto negativo en su condición de bienestar».

Primeras aplicaciones del genoma

SEl representante de The Research Council de Noruega, Steinar Bergseth, comentó que la ya lograda secuenciación del salmón Atlántico ha permitido importantes avances a la fecha, como, por ejemplo, el marcador genético con resistencia a IPNv desarrollado por Aquagen y que ya es famoso en el mundo salmonicultor.

La ejecutiva de Genome BC de Canadá, Catalina López, en tanto, subrayó que lo valioso del proyecto es que se ha generado información que está disponible para cualquier entidad de investigación o compañía que quiera hacer uso de ella. «En Canadá, por ejemplo, se ha utilizado mucho en el control de enfermedades y adaptación al cambio climático, así como en el mejoramiento de las especies para aumentar la productividad», comentó.

En cuanto a Chile, Marcela Angulo destacó los usos que se le ha dado al genoma del salmón en términos de reproducción y selección genómica. «Desde Corfo estamos apoyando a tres consorcios que hacen este tipo de trabajo, como Aquainnovo, Blue Genomics e Ictios. Estos grupos están tomando estos datos que son públicos y los están llevando a distintos desarrollos», detalló. De hecho, ya hay avances en marcadores genéticos con resistencia a SRS y cáligus que son los dos grandes problemas de la salmonicultura nacional.

El académico y doctor en Ciencias Silvoagropecuarias y Veterinarias de la Universidad de Chile, José Yañez, explicó que si bien en una primera etapa el aprovechamiento del genoma del salmón ha estado enfocado en los marcadores genéticos, el proyecto ha venido acompañado de un mayor conocimiento biológico de la especie, lo que promete grandes avances a futuro.

S«Se pueden desarrollar estudios que permitan ver cómo el pez responde a distintas dietas, vacunas y enfermedades y, a partir de ese conocimiento, desarrollar productos dirigidos a procesos específicos. Podrían surgir, por ejemplo, dietas que eleven la inmunidad cuando los peces se enfrenten a ciertos patógenos; pero esto vendrá cuando se alcance un mayor conocimiento y entendimiento del genoma», comentó el científico. Precisó que ya hay estudios que están utilizando la «nutrigenómica», en los cuales se evalúan dos o más dietas revisando a nivel de genoma completo cuáles son los genes que se expresan en una condición determinada.

El gerente del Intesal, Alfredo Tello, expresó que todo este proceso «gatilla una serie de nuevos conocimientos y productos que no se darán en forma inmediata, sino que de forma gradual. Es como lo que ha pasado con el genoma humano, que no ha resuelto todos los problemas, pero ha permitido avanzar con mucha más información y abordar una serie de dificultades que tienen relación con la biología de una especie. Como industria, esperamos que, por el solo hecho de aportar conocimiento biológico, esto tenga un impacto sobre la producción».

El profesional añadió que todos los avances que tengan relación con el control de enfermedades como SRS y cáligus significarán enormes beneficios para la industria local, puesto que solo estas patologías tiene un costo anual estimado de US$1.000 millones en el sector.

Descifrando el salmón coho

Si bien el proyecto del genoma del salmón comenzó centrado en el salmón Atlántico, durante la conferencia se explicó que se está trabajando ahora en una iniciativa –liderada por William Davison– que busca descifrar el genoma del salmón coho. Esta tendrá una duración de cuatro años, en los cuales se espera lograr el secuenciamiento, así como «una serie de marcadores, tal como se hizo con la otra especie», según informó la representante de Genome BC de Canadá. Esta última entidad trabaja también en el genoma de la trucha arcoíris.

La conferencia internacional continúa este martes. Para acceder al programa y conocer las charlas contempladas, haga click aquí: ICISB_2016_PROGRAMME