Por instrucción del intendente de la Región de Los Lagos, Leonardo de la Prida, durante la mañana de este martes 26 de abril se constituyó el Comité Científico Asesor de Emergencia con el propósito de analizar los sectores donde se ha detectado el alga nociva (Alexandrium catenella) que causa la marea roja y proponer acciones.

El órgano asesor quedó integrado por investigadores de la Universidad Austral de Chile (Carlos Molinet y José Luis Iriarte), del Centro i-mar de la Universidad de Los Lagos (Daniel Varela), del Centro de Análisis de Recursos Ambientales de la Universidad Austral (Miriam Seguel), de Plancton Andino SpA (Alejandro Clément), del Instituto de Fomento Pesquero (Leonardo Guzmán), del Sernapesca (Eduardo Aguilera, director egional), de la Seremi de Salud (Eugenia Schnake) y el director zonal de Pesca y Acuicultura, Juan Gutiérrez.

En lo inmediato, el Comité ya inició las coordinaciones necesarias para disponer de una embarcación que traslade a un equipo de investigadores a tres zonas del litoral pacífico de la región (Cucao, Carelmapu y Bahía Mansa), para tomar muestras y realizar análisis que permitan determinar la abundancia y distribución espacial de la toxina.

Reunión de subsecretarios

Por su parte, en Santiago (Región Metropolitana), se reunieron los subsecretarios de Salud Pública, Jaime Burrows, y de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, quienes juntos a sus respectivos equipos técnicos realizaron una evaluación del avance del alga nociva en la zona sur del país y definieron un plan de trabajo para enfrentar la situación, cuyo objetivo principal es el cuidado de las personas.

En ese sentido, tanto Burrows como Súnico formulaon un llamado a la población a no consumir mariscos crudos ni cocidos provenientes de zonas prohibidas.

Según las autoridades, no es posible con certeza establecer una proyección clara de hasta cuándo podría permanecer la alga nociva en la zona y que se trata de un fenómeno inédito en su envergadura y extensión.