Una mezcla de preocupación y estupor es la situación que se vive en la Región de Los Lagos, especialmente en Chiloé y Puerto Montt, por las agresivas manifestaciones que ha tenido el cambio climático sobre el rubro acuícola-pesquero.

Es por ello que los senadores Iván Moreira y Rabindranath Quinteros sostuvieron que la situación en la zona es «extremadamente compleja». En esta línea, ambos congresistas coinciden en la necesidad de disponer de recursos urgentes para enfrentar la emergencia sanitaria y además adoptar los planes de mitigación para evitar una crisis social mayor.

El senador Moreira enfatizó que, desde la semana pasada, viene advirtiendo a «los ministerios del Interior y Economía de la verdadera explosión social que se viene incubando en la región y que se debía declarar zona de catástrofe por la dimensión del daño a cientos de familias afectadas directa e indirectamente por la pesca artesanal».

Aseguró que «existen las condiciones y los requisitos para que el Gobierno declare zona de catástrofe y entregue los recursos directos a los pescadores y que existan programas de absorción de la cesantía en la crisis del salmón».

Emergencia sanitaria

A su turno, el senador Quinteros coincidió en que la «región está viviendo una emergencia sanitaria de marca mayor. Tuvimos en los días pasados una Floración de Algas Nocivas (bloom) que provocó una gran mortalidad de salmones y ahora tenemos esta emergencia por contaminación de marea roja. En este último caso es la autoridad de Salud la que cierra puertos y no autoriza la extracción lo que ha provocado un daño tremendo a la región».

Añadió que «a raíz de lo mismo, ha habido una varazón impresionante de machas sobre todo en la zona de Chiloé y estamos en asamblea con dirigentes de pescadores artesanales porque no pueden salir al mar por el peligro que significa contraer la toxina que viene con los recursos hidrobiológicos filtradores. Por esto, estamos haciendo gestiones para que los ministerios del Interior y Economía tomen las medidas necesarias para ir en ayuda de las miles de familias afectadas».

Diputado

Para el diputado Alejandro Santana, representante por el Distrito Nº58 (contempla las comunas de Ancud, Castro, Chaitén, Chonchi, Curaco De Vélez, Dalcahue, Futaleufú, Hualaihué, Palena, Puqueldón, Queilén, Quellón, Quemchi, Quinchao), los antecedentes que se han ido recabando ameritan que el Ejecutivo con urgencia tome cartas en el asunto y declare zona de catástrofe.

Alejandro Santana Foto_Camara.clEl diputado criticó que «no es posible que después de 35 días el Gobierno no tome una resolución. Queremos un Gobierno sensible con el drama que viven miles de personas de escasos recursos que su única actividad depende del mar y que hoy día están absolutamentes coartadas por la crisis de la marea roja».

El legislador se manifestó «muy preocupado» por la cantidad de mariscos contaminados por este fenómeno. «Es realmente conmovedor ver a tantas familias de mi región cómo han sufrido el efecto de la marea roja, y le pedimos al Gobierno declarar ahora mismo zona de catástrofe», reiteró, añadiendo que el Ejecutivo debe mostrar mayor eficiencia en la administración de recursos y destinar fondos complementarios.

En ese sentido, Santana apeló a la capacidad de reacción frente a catástrofes en otras zonas del país. «Ojalá el Gobierno tenga la misma mirada que ha tenido con otros territorios, ingresando proyectos de ley y buscando fondos, como los que hay en la Ley Reservada del Cobre, y poder asignarlos de manera transitoria mientras pasa esta crisis ambiental, laboral y de susbsistencia de miles de familias afectadas», concluyó el legislador.