Durante una visita de inspección al Terminal Pesquero de Santiago (TPM), el secretario regional ministerial (seremi) de Salud de la Región Metropolitana (RM), Dr. Carlos Aranda Puigpinos; el seremi de Economía, Fernando Soto; y el director regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Alejandro Klenner, instaron a la población a consumir con tranquilidad los mariscos y pescados que se distribuyen de manera legal en este importante centro de distribución, dado que cumplen con todos los certificados y estudios de laboratorio que demuestran la no presencia del Veneno Paralizante de los Mariscos (VPM) que produce el fenómeno conocido como marea roja que afecta actualmente a las regiones de Los Ríos y de Los Lagos.

El seremi metropolitano de Salud, Dr. Aranda, fue enfático al efectuar un llamado a la población a consumir mariscos y pescados, siempre que estos sean adquiridos en el comercio formal: “En el sur de Chile los mariscos y pescados pasan por tres barreras sanitarias para asegurar que estén libres de cualquier tipo de toxina. Son esos los productos que llegan a este terminal pesquero. Una vez aquí, nuestros funcionarios de la Seremi de Salud RM certifican que todos los productos tengan la documentación de origen y de los controles que efectúan las Seremis de las regiones de Los Lagos y de Los Ríos. Por ejemplo, hoy (jueves 12 de mayo) llegó en la mañana un cargamento de una tonelada de choritos provenientes desde Puerto Montt con toda la documentación en regla, por lo que son aptos para el consumo de los capitalinos. Además, no todos los mariscos provienen de la zona afectada por la marea roja, ya que hay otras regiones productoras”.

El doctor Aranda se refirió al riesgo presente al consumo de mariscos y pescados ante el escenario de marea roja en la Región de Los Lagos y al sur de la Región de Los Ríos: “Si se cumplen las normativas de control sanitario y los ciudadanos compran en locales establecidos como pescaderías, supermercados y restaurants que cuentan con resolución de nuestra institución y fiscalización constante, el riesgo es inexistente. No hay enfermos en la Región Metropolitana cuyos síntomas se atribuyan a intoxicación por marea roja. Tal como dijo nuestra ministra, el riesgo está en consumir productos adquiridos en el comercio informal, que no cuentan con resolución sanitaria”.

El seremi de Economía, Fernando Soto, explicó el alcance económico de esta catástrofe en el bolsillo de los comerciantes de la Región Metropolitana: “En el terminal pesquero se abastece de mariscos y pescados el 44% del comercio formal de Chile. Hemos querido apoyar a una importante fuente de trabajo, como es la cadena de distribución de pescados y mariscos en la Región Metropolitana. Hemos mantenido conversaciones con los locatarios y su asociación gremial para efectuar un trabajo conjunto que les permita sobrellevar este difícil momento que están viviendo”.

El director regional del Sernapesca, Alejandro Klenner, se refirió a las diversas fuentes de las que se abastece el Terminal Pesquero, indicando que no todos los productos provienen desde las regiones afectadas por marea roja: “Todos los recursos que llegan al Terminal Pesquero Metropolitano obedecen a una cuota de extracción, en este caso desde el punto de origen. Hay alimentos que provienen desde las regiones de Atacama, de Coquimbo y de Valparaíso. Hoy (jueves), a raíz de la alerta sanitaria por marea roja en las regiones de Los Lagos y de Los Ríos, los productos que están ingresando al terminal y que son distribuidos al resto de la región y de Chile, provienen de las regiones de Atacama, de Coquimbo, de Valparaíso y del Maule, sobre todo los pescados en el caso de la Región del Biobío. Todo el proceso es revisado y vigilado por el Sernapesca. Actualmente, desde las zonas afectadas, solo han ingresado y se han revisado 1.200 kilos de choritos. El resto de los productos como corvina, reineta, erizos, machas, entre otros, que han ingresado al terminal provienen de otras zonas del país”, enfatizó el representante de la entidad pública de fiscalización acuícola-pesquera.