Este martes 7 de junio la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. realizó una sesión extraordinaria de directorio donde, según lo aseverado por el gremio, llegaron a la conclusión de instar a sus empresas socias a autorizar al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) para que se publique detalladamente el consumo de antibióticos del año pasado.

Vea: Sernapesca valora fallo que permite detallar uso de antibióticos en la salmonicultura

En este contexto, SalmonChile se encuentra preparando un reporte de sustentabilidad como industria, el cual no solo incluirá las cifras de uso de antimicrobianos sino otras informaciones que también pueden ser de interés público referente a la actividad. De igual manera, convocarían a una mesa de trabajo con terceros organismos con el objetivo de analizar estas informaciones.

“La industria del salmón entiende las demandas de las comunidades por conocer estas cifras. En este contexto y como una forma de escuchar y hacerse cargo de esta problemática, la industria pondrá a disposición datos al respecto”, comentó el presidente de SalmonChile, Felipe Sandoval.

En relación con los procesos legales en curso, dijo que el gremio continuará con su “tramitación hasta su término, resguardando sus derechos de asegurar el buen uso de la información, en concordancia con el interés público y en una forma adecuada”.

Lea: SalmonChile no desistirá en su reclamo ante el Tribunal Constitucional

Uso de antibióticos en Chile

En Chile, el uso de antibióticos en la industria acuícola está regulada por el Reglamento de Medidas de Protección, Control y Erradicación de Enfermedades de Alto Riesgo para las Especies Hidrobiológicas, también conocido como Reglamento Sanitario para la Acuicultura (RESA), el cual es normado por el Sernapesca.

De igual manera, argumenta SalmonChile, los antibióticos utilizados no están incluidos en la lista de fármacos críticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para consumo humano, y su uso se realiza de acuerdo con las normas internacionales y las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), respecto de su uso exclusivamente terapéutico y en beneficio del bienestar animal. “Los antibióticos utilizados están 100% aprobados en los mercados de destino”, añaden desde el gremio salmonicultor, sosteniendo que es “importante reiterar que el salmón proveniente de Chile no contiene trazas de antibióticos en el producto y no constituye ningún riesgo a la salud”.

“Por todas las razones expuestas podemos afirmar que el salmón de origen chileno en los mercados está libre de antibióticos”, concluyen en SalmonChile.