En un esfuerzo conjunto, y coordinado por la Capitanía de Puerto local, diversos organismos de emergencia y empresas pesqueras, portuarias y terminales marítimos del borde costero de Coronel pusieron a prueba su capacidad de reacción y procedimientos ante una eventual situación de peligro medioambiental en la bahía de la cual son parte.

Simulacro de derrame de hidrocarburos en la bahía de Coronel (1)

Simulando una explosión a bordo del Pesquero de Alta Mar (PAM) “Líder”, de Orizon S.A., el operativo que se llevó a cabo contempló la puesta en marcha de un plan de contingencia ante el vertimiento de hidrocarburos u otras sustancias nocivas al mar, el cual estuvo a cargo de la autoridad marítima apoyada desde el puesto de mando por el jefe de Operaciones de Flota de la misma pesquera, Ludwig Ziller.

“Si bien esta es primera vez que realizamos una iniciativa como esta, estamos muy conformes con su resultado, pues logramos la contención del 100% del derrame en dos horas menos del tiempo presupuestado”, comentó Ziller.

Simulacro de derrame de hidrocarburos en la bahía de Coronel, Región del Biobío

En ese sentido, la simulación logró aunar criterios e incrementar la sinergia entre los distintos usuarios de la bahía. Tal como subrayó Abel Dupouy, quien es jefe de Prevención de Riesgos de Orizon, “permitió constatar que en conjunto tenemos todo lo necesario para enfrentar una situación como esta, además de evaluar la eficacia de los planes de contingencia, detectar brechas y corregirlas. En este caso particular, pudimos también ver que nuestro personal actuó respetando las medidas de seguridad definidas para las tareas en el mar, lo que nos deja satisfechos”, puntualizó Dupouy, añadiendo que la articulación lograda entre todos los actores del borde costero fue lo más valioso de este ejercicio, al cual seguirán sumándose acciones que vayan en directo beneficio de la comunidad.

En la misma línea, cabe destacar el Programa de Recuperación Ambiental y Social de Coronel (PRASC) -en el cual Orizon participa como empresa- que busca detectar la problemática ambiental y social del territorio y proponer medidas de control ante posibles eventos, como derrames de sustancias peligrosas en la bahía de Coronel.

Camanchaca

El simulacro permitió también contar con la participación de una patrulla de policía marítima y el apoyo de empresas como Oxiquim, Suatrans y Cabo Froward, quienes frente a una catástrofe de este tipo pueden facilitar las barreras de contención de derrame. La participación de Camanchaca Pesca Sur en la actividad consideró el traslado de estas barreras desde Caleta Lo Rojas hacia el sector simulado del incidente, a través de la embarcación Alda II.

_DSC6116

Esta simulación de derrame –que se llevó a cabo con naranjas- permitió dimensionar en términos reales las gestiones necesarias para afrontar contingencias de esta envergadura, y los recursos y vías de comunicación requeridas.

Alejandro Florás, gerente regional de Camanchaca Pesca Sur, se mostró “muy satisfecho de haber podido participar en una iniciativa de este tipo”. Además, aprovechó la oportunidad para informar que la empresa cuenta con planes de contingencia actualizados relacionados a esta temática y está continuamente efectuando capacitaciones a sus colaborares. “No cabe duda que este ejercicio fue fructífero como retroalimentación para poder mejorar los procedimientos internos y así optimizar los tiempos de respuesta”, aseguró Florás.

Por su parte, Sergio Wall Olivari, capitán de puerto de Coronel, valoró los resultados del simulacro y agradeció “la participación de más de 70 personas en la actividad”.

_DSC6102