En un procedimiento de fiscalización en las inmediaciones de Caleta Tumbes, en Talcahuano, Región del Biobío, los inspectores del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) junto a Carabineros detectaron un vehículo que transportaba 224 kilos de merluza común fresca y 10 kilos de almeja, sin acreditación de origen legal.

En tanto, en otro procedimiento de fiscalización a plantas de proceso se logró también la incautación de 150 kilos de pinzas de jaiba y 200 kilos de navajuela, en la comuna de Penco; y 263 kilos de caracol trumulco en un decomiso en Coronel.

Control carretero (Foto Sernapesca)

El director regional del Sernapesca Biobío, Rodrigo Valencia, subrayó que con la entrada en vigencia de la veda de la merluza común, desde las 00:00 de este jueves 1 de septiembre, se incrementarán los procedimientos inspectivos para atacar la pesca ilegal.

“Debemos entender la necesidad de respetar la veda de la merluza, pues este es el periodo de su peak de desove. Por lo tanto, la merluza que se extrae en esta temporada es un recurso que está en etapa reproductiva. Más aún cuando se trata de una especie destinada a consumo humano que ya está en estado de agotamiento, y es necesario generar conciencia”, enfatizó la autoridad de fiscalización acuícola-pesquera.

Paremos El Merluzeo1

El Sernapesca realizó además en el restorán La Barca de Caleta Lenga, ubicada en el borde costero al sur de la bahía de San Vicente, en la Provincia de Concepción, Región del Biobío, el lanzamiento de su campaña de difusión de la veda, donde se llamó a “parar el merluzeo” durante todo septiembre.

En la oportunidad, acompañados de la secretaria regional ministerial (seremi) de Economía (s), Lilian Troncoso, y dirigentes de la pesca artesanal, se invitó a consumir otros pescados y mariscos que sí estarán disponibles para extracción, venta y consumo en este mes.

ParemosElMerluzeo