Durante tres días, personal de la Armada de Chile realizó labores de apoyo y supervisión de la instalación de las mangas que permitirán contener los residuos que están saliendo de los vagones sumergidos en el río Toltén, en la comunca de Pitrufquén, Región de La Araucanía, tras el accidente ocurrido en el mes de agosto cuando colapsó el puente ferroviario.

La empresa Subatrans S.A., a cargo de los trabajos de limpieza y responsables de la instalación de la contención del perímetro donde están los vagones sumergidos, estuvo en todo momento supervisada por la autoridad marítima.

El capitán de Puerto de Villarrica, teniente 1° Eugenio Bosque, comentó que “apoyamos la correcta coordinación e instalación de las barreras oleofílicas, que cumplen la función de absorber los restos de hidrocarburo. Son dos barreras aproximadamente de 30 metros cada una, las que serán cambiadas cada dos días a medida que vayan desgastando y absorbiendo la posible contaminación”.

El proceso comenzó el miércoles 28 de septiembre y finalizó el viernes, donde participó personal de la Capitanía de Puerto del Lago Villarrica, con camionetas y botes, “por lo que las barreras se ubicaron a 15 metros aguas abajo, ya que producto de la fuerte corriente del río Toltén el hidrocarburo sale un poco más debajo de donde están los vagones y buscan retener la contaminación del río”, explicó el teniente Bosque.

La Gobernación Marítima de Valdivia tomó muestras de agua el día sábado, lunes y martes, las que fueron enviadas al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) y se encuentran a la espera de los resultados.

“Desde ocurrida la emergencia ambiental, la autoridad marítima ha estado presente en el sector realizando constantes monitoreos, para evitar que la contaminación se expanda”, aseguró la Armada en un comunicado de prensa.