Las autoridades noruegas del Mattilsynet (entidad estatal que supervisa plantas, peces, animales y productos alimenticios), Kristina fiordos 1Landsverk (directora) y Stian Johsen (encargado), visitaron las instalaciones de una piscicultura ubicada en la Región de La Araucanía para conocer su funcionamiento, la tecnología y especialmente, el proceso de compartimentación.

Se trata de la piscicultura de reproductores “Catripulli”, de la salmonicultora Los Fiordos, que se convirtió en la primera en ser certificada como compartimento sanitario. Esta distinción es liderada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y en Chile fue el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) el responsable de la evaluación y auditorías para certificar el cumplimiento de los estándares y emitir la resolución correspondiente.

Un compartimento certifica que el establecimiento ha alcanzado y demostrado un alto nivel de fiordos 3bioseguridad, vigilancia epidemiológica y capacidad de respuesta a emergencias sanitarias. De esta forma, “Catripulli” es la única piscicultura del mundo con compartimento de carácter preventivo para las Enfermedades de Alto Riesgo (EAR) de la Lista 1: Septicemia Hemorrágica Viral (VHS), Necrosis Hematopoyética Infecciosa (IHN), Necrosis Hematopoyética Epizoótica (EHN), Infección por Alphavirus de Salmónidos (SAV) e Infección por Totivirus y como Compartimento Libre para el virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv).

El director regional del Sernapesca La Araucanía, Bernardo Pardo, destacó que “esto pone a nuestro país dentro de los más desarrollados en materia de bioseguridad en especies hidrobiológicas. Cabe destacar, además, que el principal beneficio de la implementación de este instrumento dice relación con la facilitación del comercio internacional de animales acuáticos vivos”.