(LA TERCERA)Varias noticias ha dado la industria salmonicultora este año. Además del bloom de algas de comienzos de año, que generó graves efectos productivos y económicos, el Gobierno dio a conocer el reglamento sanitario definitivo. Para el gerente general de Cermaq, Francisco Miranda, es positivo que haya una regulación, pero advierte que es insuficiente y que queda bastante por avanzar.

¿Que opina acerca de la nueva regulación sanitaria? ¿En qué aspectos está de acuerdo y en cuáles no?

Nos parecen un avance en relación a la regulación que tenemos hasta ahora. Creemos que las autoridades han hecho un gran esfuerzo en ir avanzando en materias regulatorias, pero lamentablemente es insuficiente, ya que no plantea una visión de largo plazo, necesaria para una industria tan importante para el sur de Chile, como lo es la industria del salmón. La regulación vigente carece de predictibilidad y estabilidad, sin proveer además los incentivos correctos para crear unidades productivas más grandes y distanciadas unas de otras. Las actuales propuestas regulatorias no se hacen cargo de estos temas, fundamentales para la competitividad de la industria chilena, frente a nuestros competidores de Noruega o Canadá.

¿La regulación afecta a la industria del salmón? ¿Cómo?

La regulación es extremadamente relevante, puesto que es la que dicta el modelo productivo para la industria. Una regulación buena, efectiva y con los incentivos correctos, genera una industria sólida y sustentable como el caso de Noruega, Canadá y el Reino Unido. La relevancia de esto va más allá de los intereses individuales de cada una de las empresas, sino que crea el marco propicio para el desarrollo de empleos y la economía en general del sur de Chile. Es más, hoy la acuicultura es una parte muy importante del motor económico de nuestro país, al ser una de las principales industrias exportadoras. Por ello, necesita una regulación con perspectiva de largo plazo, que le dé sustentabilidad.

¿Cree que esta normativa podría afectar a la competitividad del sector?

Debemos revisar primero cuales son los cambios a la regulación y con esa información tener una visión más acabada de los impactos en el corto y largo plazo, pero lo que si tenemos claro es que la actual regulación atenta en gran medida a la competitividad de la industria en Chile, y es por eso que estamos confiados en que los cambios irán en la dirección correcta.

¿Está de acuerdo con lo que dice el subsecretario con respecto a que los salmonicultores están más preocupados de bajar costos y subir precios, que del tema sanitario y sustentable?

Desconozco en detalle cuales son esas afirmaciones, pero lo que puedo comentar es que la sustentabilidad de la industria no se contrapone en lo absoluto con mejorar nuestro negocio. Todo lo contrario, están fuertemente ligados. Los aspectos medioambientales, si a eso se refiere con sustentabilidad, son la base del éxito y desarrollo de la industria del salmón y es por eso que el cuidado del medio ambiente y el ámbito sanitario son fundamentales en las mejoras en los costos de producción y la reputación de nuestros productos. Si tenemos una industria sustentable, con bajos costos, con un manejo sanitario óptimo y buenos precios, logramos una rentabilidad favorable, necesaria para seguir desarrollando esta industria que tanto bien hace, especialmente en las zonas extremas de nuestro país.

¿Se ha conversado alguna opción de fusión con otra compañía?

Mitsubishi Corporation ya es dueña en Chile de las operaciones productoras de salmón Cermaq Chile y Salmones Humboldt, es por eso que está estudiando la posibilidad de integrar estas dos empresas en el corto plazo. La consolidación siempre es positiva y favorece la competitividad de las empresas en particular y al mismo tiempo de la industria chilena.