(Diario Financiero) La baja en la producción de cerca de 20% que se espera tengan las salmonicultoras este año -fundamentalmente debido al bloom de algas del primer trimestre-, parece que no será una tan mala noticia. Esto porque ha influido en la baja oferta mundial, lo que ha provocado un alza considerable en los precios.

Por primera vez en varios años, las productoras de salmónidos locales dejaron los números rojos, que a septiembre de 2015 eran de US$151 millones y obtuvieron utilidades por US$37 millones, según reportaron a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

Aunque al primer semestre habían mostrado un avance considerable, la situación de Empresas AquaChile, la única que se mantiene con números rojos, impidió que la industria cerrara en azul. Ahora, sin embargo, cuatro salmonicultoras más que compensaron las pérdidas que sigue teniendo la firma ligada a las familias Fischer y Puchi.

Alza de ingresos

Los ingresos de las compañías subieron 9,8%, totalizando US$1.569 millones a septiembre, según el consolidado de Camanchaca, Australis, Blumar, Multiexport y AquaChile. Los costos habían avanzado 2,5%, totalizando US$1.473 millones.

Una de las últimas en informar fue Australis, cuyos ingresos subieron, nada más ni nada menos, que en 94,7%. «Esta fuerte alza es producto del mayor volumen vendido, 51.900 toneladas versus 35.600 toneladas, y de un precio de venta consolidado promedio también mayor: US$4,96/Kg WFE respecto a los US$3,65/Kg WFE reportados al cierre de septiembre de 2015», dijo en su en su análisis razonado.

Vea >> En 3T: Australis Seafoods registró utilidades netas por US$7,4 millones

AquaChile es una de las pocas que mantiene los números rojos, aunque estos van disminuyendo. Claro porque sus pérdidas en el periodo se redujeron desde US$68 millones a US$28 millones. «Al 30 de septiembre de 2016, los precios de venta para el salmón Atlántico y la trucha experimentaron un aumento en comparación con el mismo período del año 2015. Para ambas especies los precios de venta subieron 2% y 19%, respectivamente», informó AquaChile.

Nuevo modelo productivo

La industria está transitando hacia un nuevo modelo productivo, el que entrará a funcionar completamente hacia marzo de 2017, año en el que se espera tener una producción más controlada, pero que mediante buenos desempeños sanitarios pueda volver a crecer. Esto, sin duda, marcará si las utilidades que lograrán estas empresas este año serán sostenibles en el tiempo.

2015 y parte de 2016 fueron años en extremo complejos para esta industria que debió enfrentar los efectos de la erupción del volcán Calbuco, los paros y bloqueos de caminos de los pescadores del sur de Chile quienes protestaron por la marea roja (culpando directamente del fenómeno a los salmonicultores); pero por sobre todo el denominado bloom de algas que afectó a más del 10% de la producción de salmones.

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en Diario Financiero.