La Floración de Algas Nocivas (bloom) que impactó a la industria del salmón de Chile durante los meses de febrero y marzo dejó como saldo un total de 45 centros de cultivo afectados, ubicados en las Agrupaciones de Concesiones de Salmonídeos (“barrios”) 1, 2, 3A, 6, 7, 10 B y 10 A, con mortalidades que ascendieron a 24.902.640 peces, equivalente a una biomasa de 39.942 toneladas.

Dichas cifras lo convirtieron en el evento de algas nocivas más letal en la historia de la salmonicultura chilena y en uno de los mayores para los registros de la acuicultura mundial.

Por ello, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) estableció una mesa para manejo de contingencias ante posibles nuevas mortalidades masivas. En la instancia han participado la autoridad marítima, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), la Superintendencia del Medioambiente (SMA), además de representantes del sector productivo como la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) y la Asociación de Armadores de Transporte Marítimo del Sur Austral A.G. (Armasur).

Consultado por cómo se está preparando la industria naviera ante posibles nuevos bloom de algas, si es que existe alguna coordinación respecto a cómo operar y si creen que este año estarán mejor preparados que el pasado para fenómenos de ese tipo, el gerente general de Armasur, Manuel Bagnara, aseguró en entrevista con AQUA que han “reforzado los aspectos logísticos, midiendo las capacidades de reacción y evaluando la coordinación de las empresas asociadas”.

Es que tras la masiva floración, las embarcaciones que prestan servicios a la salmonicultura pasaron a tener un rol aún más preponderante ya que, según la nueva normativa emitida por el Sernapesca, se estipula que todo centro de cultivo que genere o supere las quince toneladas de mortalidad durante un periodo de siete días continuos deberá indicar pormenorizadamente las acciones que ejecutará para lograr el retiro total de la mortalidad del centro, identificando las embarcaciones o medios de transporte comprometidos en las faenas y disposición de la cargas, los tracks o rutas. Además, se deben precisar las distancias comprometidas en el retiro de los peces muertos desde los centros.

Vea >> 96 horas será el límite para retirar mortalidades masivas de salmón

Actualmente, Armasur tiene asociados que cuentan con una flota de 41 wellboats (barcos especializados en traslados de peces vivos) que podrían movilizar 4.800 toneladas.

Pero, a pesar de ser un número considerable, ¿existe capacidad suficiente para atender a todas las salmonicultoras que requieran trasladar mortalidades masivas?

Manuel Bagnara reconoce que para las dimensiones que se presentaron en el evento ocurrido el año pasado, “la capacidad de flota de nuestro gremio no es suficiente para el traslado de altas mortalidades, por lo que se requiere de otras empresas para apoyar una emergencia de traslado masivo de peces muertos”.