(El Mercurio) Muy conformes se encuentran las salmoneras locales Australis, Blumar, Camanchaca y Yadrán con los resultados de New World Currents, la alianza que conformaron en 2013 para exportar sus productos a China.

El vehículo comercial conjunto ha tenido un veloz crecimiento desde su creación. A través de este medio, el grupo de compañías más que duplicó sus montos exportados al gigante asiático. Mientras en 2014 logró retornos por US$21,6 millones, tras vender 2.400 toneladas de salmones, el año pasado obtuvo ingresos por US$52 millones, después de comercializar 6.150 toneladas del producto.

El incremento en los retornos no solo se explica por el aumento del volumen exportado. También es reflejo de los cambios en la composición de esos envíos. Si en 2014 el total de las exportaciones realizadas por New World Currents correspondía a salmón congelado, el año pasado varió esa proporción. En porcentaje, un 51% de los envíos fue de salmón fresco, mientras que el restante 49% correspondió a la variedad congelado.

El managing director de New World Currents, Erwin Campos, reconoció que “cuando se creó la alianza se pensaba que era casi imposible exportar salmón fresco por la distancia que hay entre Chile y China. Sin embargo, la experiencia de las compañías las hizo apostar por este producto y hoy, gracias a un gran trabajo que se ha realizado en la parte logística, nuestros productos están llegando a China en menos de seis días desde Chile, lo que es un plazo razonable, considerando que el salmón de nuestra competencia demora entre cuatro y cinco días”.

El ejecutivo explicó que un 52% del total del salmón que hoy llega a China es producido en Chile. En cuanto a variedades, un 30% del salmón fresco que recibe el gigante asiático proviene desde Chile, mientras que respecto del congelado, el 95% es enviado desde este país. Campos sostuvo que el 27% de lo que el grupo de empresas integrantes de la alianza produce en Chile se comercializa en China, a través de New World Currents.

En el salmón congelado prácticamente no hay competencia para el producto nacional en China. Sin embargo, en el salmón fresco, el principal competidor sigue siendo Noruega, país que tuvo suspendidos sus envíos a China a causa de un conflicto político, pero que, poco a poco, está volviendo a posicionar sus productos en la potencia asiática.

Pese a la amenaza que podría generar el arribo de una mayor cantidad de salmón nórdico, desde la alianza afirmaron que el potencial de crecimiento que hay en el mercado chino es inmenso, ya que el salmón está incorporándose cada vez más a su dieta y, además, el producto chileno se está posicionando fuertemente en ese país. “El volumen de comercialización seguirá en aumento y habrá mayor consumo, ya que muchos chinos están dispuestos a gastar más por un producto de buena calidad, como el salmón chileno, y que ya conocen mejor”, afirmó Campos. Añadió que hoy se están enviando a China dos aviones Boeing 747 cada semana, donde el 50% de su carga corresponde a productos de la alianza.

Actualmente, están presentes en restaurantes, penetrando fuertemente en cadenas de supermercados y comenzarán pronto a vender sus productos a través del sistema e-commerce , lo que les permitirá llegar a una mayor cantidad de potenciales compradores.

Hábitos de consumo

Junto con el desafío logístico de enviar salmón fresco a China, otro de los principales retos para New World Currents ha sido adaptarse al hábito de consumo del consumidor chino.

Campos explicó que los compradores de ese país prefieren los pescados de calibres grandes -sobre los seis kilos- y que solo una parte de la producción cumple con dicha especificación. “Al consumidor chino no le vas a cambiar la costumbre. Por eso hemos impulsado iniciativas para desarrollar el consumo de calibres más pequeños en ese mercado, a través del desarrollo de productos o subproductos alternativos y con mayor valor agregado”, señaló.

Lea la noticia íntegra de El Mercurio acá.