El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sustentable (WBCSD, por sus siglas en inglés), EAT y 25 empresas líderes en sus respectivas industrias han unido fuerzas para mejorar los sistemas alimentarios del planeta. Una de estas es la salmonicultora Cermaq, que cuenta con operaciones en Noruega, Chile y Canadá.

“Estamos entusiasmados con el programa Food Reform for Sustainability and Health (FReSH, en español Reforma Alimentaria para la Sustentabilidad y la Salud) que ha incluido a la acuicultura entre las áreas que contempla el WBCSD”, comentó el jefe de Sustentabilidad y Riesgo del Grupo Cermaq, Wenche Grønbrekk, quien sostuvo que el cultivo de especies hidrobiológicas desempeña un rol clave “para asegurar dietas saludables para la población basadas ​​en alimentos que se producen responsablemente dentro de los límites planetarios”.

FReSH es un programa que proporciona una plataforma para que el sector privado logre la transformación en un espacio precompetitivo. En cooperación con la ciencia, la academia, autoridades y la sociedad civil, pretende catalizar el cambio a través del sistema alimentario global.

Es así que sus objetivos están centrados en: “elaborar directrices sobre dietas saludables y sustentables teniendo en cuenta consideraciones sociales y medioambientales; ajuste de la producción de alimentos, incluyendo formulación y ofrecimiento para ayudar a lograr dietas saludables y sustentables; reorientación del consumo de alimentos para fortalecer la demanda de dietas saludables y sustentables; mejora del aprovisionamiento de alimentos y reducción de pérdidas y desperdicios de estos; medición, presentación y comunicación de progresos”.

Puntualmente, Cermaq participará en los grupos de trabajo 1 y 2.