Tras la denuncia realizada por el Centro de Investigación Periodística (CIPER), la directiva del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp) entregó su respaldo a la labor realizada por Bernardo Caro, con quien -según dicen sus dirigentes- se ha mantenido una relación de colaboración en “forma sistemática” para contar con una Ley de Pesca que beneficie al sector artesanal y al Estado de Chile.

“Colaboramos con todos los que creen que los recursos pesqueros deben ser de los chilenos. Estamos orgullosos del trabajo realizado con quienes mantenemos intereses comunes, encontrando en Bernardo Caro un apoyo para avanzar en nuestras reivindicaciones y terminar con los privilegios que la Ley de Pesca entregó a las siete familias”, subrayaron Jorge Bustos, presidente; Nelson Estrada, vicepresidente; y Hernán Machuca, vocero, en un comunicado conjunto.

Los dirigentes aseguran que no existió relación laboral alguna entre Bernardo Caro y el senador Antonio Horvath, recordando que “tal como lo estableció la investigación periodística, ambos se la jugaban al igual que la Condepp por abrir el mercado pesquero coaptado por cuatro grandes empresas pesqueras”.

Para cerrar, dijeron que la industria pesquera nacional “no miraba con simpatía su esfuerzo, porque su propuesta abría el mercado a través de licitaciones y elevaba las cuotas asignadas a los pescadores artesanales”.