Marcado por el inicio de las cosechas de salmón coho, desde sus inicios la industria del salmón de Chile ha negociado sus tarifas marítimas en el mes de agosto, rigiendo entre septiembre y septiembre del año siguiente. Y si bien la construcción de embarcaciones más grandes por parte de las navieras y la caída que presentaron las cosechas nacionales del pescado de cultivo producto del bloom de algas permitieron a los productores nacionales alcanzar tarifas históricamente bajas, la situación podría comenzar a cambiar.

La alerta la entregó Andes Logistics, compañía chilena que es responsable de casi el 40% de los envíos marítimos de salmón del país al gestionar unos 4.000 contenedores al año. “Los valores de los fletes marítimos hoy en día están en un promedio bastante bajos comparados con temporadas anteriores”, reconoció el branch manager de la empresa, Cristian Flores.

Ejemplifica lo anterior con que hasta hace unos cinco años, enviar un contenedor a Japón salía aproximadamente un 45% más que la tarifa actual. “Creemos que estas tarifas no se volverán a ver y lo más probable es que aumenten a rangos del mismo porcentaje en los próximos dos años”, agregó el ejecutivo.

Alternativas

Pero el costo mencionado solo corre si es que un contenedor en cuestión no debe ser almacenado o no tienen los llamados extra costos que terminan encareciendo la operación. En pocas palabras, si el envío debe esperar unos días antes de ser embarcado, debe pagar por el “enchufe”, almacenaje o porteo, entre otros. Lo mismo si se tienen que realizar correcciones a los documentos de exportación.

“Si sucede todo lo que no debería ocurrir, se podría llegar a tener un costo extra de $400.000-600.000 por contenedor. Lo que debe ser asumido por el exportador”, advierte el ejecutivo de Andes Logistics. De hecho, se menciona que hay empresas que han tenido que llegar a pagar altos valores solo en el ítem correcciones, lo que termina atentando contra la competitividad de las mismas.

Pero al tener que realizar grandes negociaciones con navieras, algunas compañías logran acceder a ciertos tipos de descuentos que terminan favoreciendo a sus clientes salmonicultores. Es el caso de Andes Logistics, cuya participación en el mercado nacional le permite entregar algunas regalías.

“Hemos logrado ayudar a nuestros clientes a bajar sus costos logrando alianzas con nuestras empresas colaboradoras para que nos entreguen facilidades y beneficios, los que se traspasan directo a todos nuestros clientes. Esto permite que puedan llegar a ahorrar gran cantidad de dinero por contenedor embarcado. Es parte de nuestros servicios, tanto para grandes como para pequeñas empresas”, finalizó Flores.