En el marco de labores preventivas de fiscalización de las 200 millas de Zona Económica Exclusiva (ZEE) realizadas por la Armada de Chile en la zona de Caldera, región de Atacama, se detectó a una embarcación extranjera con los espineles de pesca lanzados en el agua. Tras esto, los fiscalizadores dieron aviso inmediato a personal de la unidad naval LSG “Caldera”, quienes se dirigieron al lugar, pudiendo comprobar in situ que cuatro tiburones azulejos -dos adultos y sus crías- estaban atrapados en las redes de captura.

Tiburón (Foto Armada de Chile)2

El comandante de la lancha de servicio general (LSG) “Caldera”, teniente primero Ricardo Cartes, detalló que cuando llegaron al lugar, “la embarcación extranjera se había dado a la fuga hacia aguas internacionales, pudiendo comprobar que los cuatro tiburones estaban vivos pero en preocupantes condiciones, por lo que nuestra prioridad fue desenredarlos y salvarlos, para que volvieran a su hábitat natural”.

De igual manera, la autoridad marítima puntualizó que los cuatro ejemplares se pudieron reinsertar en su hábitat natural en buenas condiciones, tras retirar los anzuelos que tenían atrapados junto a las redes de pesca.

Cabe destacar que este tipo de captura de tiburón se realiza a través de la denominada técnica del “aleteo”, donde los pescadores extranjeros cortan sus aletas -es un producto altamente cotizado en los mercados asiáticos- y los devuelven al mar vivos donde mueren desangrados.