Aquainnovo es una empresa chilena que nació en medio de la peor crisis vivida por la salmonicultura nacional: la dispersión del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv) que comenzó en 2007 y cuyos impactos directos se extendieron por cerca de cinco años.

En entrevista con AQUA, su gerente general, Matías del Campo, repasa la historia de la compañía en el mes en que cumplen una década de vida. Sostiene que a pesar del “terremoto” que causó el ISAv en términos económicos y sociales, fundamentalmente en las regiones de Los Lagos y de Aysén, se atrevieron a hacer ciencia aplicada precisamente con el objetivo de revertir la situación que ocurría.

“Lo que nosotros hacemos es entregar soluciones de clase mundial a los principales desafíos que enfrenta la producción de especies hidrobiológicas, exportando conocimientos y mejores prácticas a distintas empresas acuícolas”, comienza diciendo del Campo.

A fines de marzo de 2017, Aquainnovo cumplirá diez años de existencia. ¿Cuáles diría que son los principales hitos alcanzados por este centro de Investigación y Desarrollo (I+D)?

Considero que el principal hito está en haber conformado un consorcio, que uniera a Corfo (Corporación de Fomento de la Producción), a la Universidad de Chile y a la empresa privada chilena, y haberlo hecho en época de crisis y con mirada de futuro.

Esta concepción pionera es lo que nos ha permitido internacionalizar la compañía, exportar conocimientos y mejoramiento genético de otras especies fuera de Chile. Hoy parte del desarrollo que hemos logrado en Chile se aplica en Centroamérica, en Ecuador y en Chile, en cuatro especies de peces que se producen a escala comercial.

Aquaculture Technology Center Patagonia (ATC)3

La estación experimental Lenca, hoy ATC Patagonia (en la foto), es otro hito para la compañía porque establece a Aquainnovo como una empresa con alta capacidad instalada para hacer investigación aplicada. Lo mismo sucede con Salmones Chaicas, que forma parte del proyecto genético a escala comercial de AquaChile, que nos da el brazo productivo para aplicar el desarrollo genético de Aquainnovo con las mejores condiciones  sanitarias del mercado.

Por último, la incorporación de BioMar al centro ATC Patagonia nos permite abrirnos al mercado y seguir fiel al ADN de la compañía que busca alianzas, fusiones y relaciones de largo plazo para compartir conocimientos, crecer y explorar nuevas áreas de desarrollo de tecnologías para la industria. La ciencia requiere estar siempre cuestionándose y creciendo, y esto es algo que nos interesa seguir desarrollando. Hoy tenemos un centro tecnológico que hace ciencia y tecnología para la industria global desde el sur de chile, ofreciendo soluciones y alternativas para distintos clientes.

Prueba de esto es que generamos ovas mejoradas a través nuestros programas genéticos para nuestras empresas relacionadas y a otras que tienen capitales extranjeros y locales. Esto se ha dado porque confían en la experiencia y resultados de Aquainnovo como casa de genética relevante en la industria acuícola.

Actualmente existen unos cinco centros de I+D en la industria chilena. ¿En qué se diferencia Aquainnovo de los otros?

Aquainnovo tiene diez años cumplidos, es pionera, ha generado conocimientos desde el sur de Chile para el mundo y cuenta con resultados probados y que ya se han aplicado en varias generaciones de peces en distintas especies.

Somos el primero, y también el con más trayectoria y el que ha sabido integrarse con distintos productores, materializando sus desarrollos a escala productiva. Acá hacemos ciencia aplicada, probada en todas sus etapas y traspasando esos desarrollos al cultivo de peces en escalas de producción.

Aquaculture Technology Center (ATC) Patagonia

Somos una empresa que está constantemente desafiada por los clientes, que quieren ver los desarrollos aplicados e integrados a la fase productiva.

Tenemos una capacidad instalada de más de 2.500 metros cuadrados, solo en ATC Patagonia, sumado a un trabajo de largo plazo con científicos nacionales y asesores internacionales. Hemos fomentado el desarrollo de capital humano en la región (de Los Lagos), haciendo ciencia aplicada de clase mundial, convirtiéndonos en parte de este desarrollo del sur de Chile. La disponibilidad de investigadores y expertos circulando en la región contribuye a elevar el diálogo con los clientes y las instituciones locales de investigación.

¿Cuáles diría que son los principales desafíos que enfrenta la industria del salmón de Chile y cómo Aquainnovo puede ayudar a abordarlos?

Los mayores desafíos, y en los que Aquainnovo busca ser parte del futuro, siguen siendo de carácter sanitario, principalmente SRS, cáligus y eventualmente algunas potenciales enfermedades nuevas.

Los desafíos sanitarios son también tareas productivas porque encarecen los costos de producción por la necesidad de usar productos preventivos, productos terapéuticos y productos antimicrobianos. Los impactos de esto son múltiples e influyen en la imagen de la industria. Estamos trabajando en la selección de familias de peces con mayor resistencia a enfermedades y mayor crecimiento, y que naturalmente tengan una mayor conversión, y la primera parte de este desarrollo queda patente en smolts más robustos y de mayor tamaño.

Estamos trabajando en lo anterior, y también en buscar y conseguir mejorar los factores de conversión alimentaria, que es un tema pendiente hacia el futuro y cuyo impacto se verá en la producción y también en la sustentabilidad del negocio, sumado al desarrollo de mejoramiento genético potente hacia para el futuro. Mejoras leves en la conversión pueden significar resultados notorios para las empresas que los apliquen.

Hacia el futuro también se está investigando para producir smolts en tierra, de mayor peso y tamaño, con condiciones sanitarias impecables y a precios adecuados. Ese es el desafío de la ciencia aplicada, que es ir más allá de lo que tecnológicamente se puede para hacerlo parte del negocio.

¿Por qué decidieron abrir parte de la propiedad de Aquainnovo a la compañía BioMar? ¿Qué oportunidades advierten en esta sociedad?

BioMar es una empresa global líder en nutrición y fabricación de alimento para peces en acuicultura. De origen danés, tiene sus oficinas centrales en Aarhus (Dinamarca), posee más de cincuenta años de trayectoria y suministra alimento para 45 especies de peces y camarón en alrededor de 80 países.

Aquainnovo, en conjunto con BioMar, es dueño del centro de investigación tecnológica aplicada más moderno y grande de América Latina, y se destaca por apoyar a sus clientes en el desarrollo de productos, procesos y servicios que mejoran el desempeño de peces en cultivo, junto con entregar apoyo estratégico en la generación de conocimiento para potenciar el desempeño general de los peces.

Aquaculture Technology Center Patagonia (ATC)2

Con BioMar tenemos un joint venture en una relación estratégica que nos permite potenciar las actuales instalaciones y los desarrollos futuros, con intereses generales compartidos y tambien individuales y separados para nuestros clientes específicos. Para Aquainnovo las relaciones de largo plazo con diferentes clientes y socios estratégicos que tiene en su core business el desarrollo de productos nuevos, son claves.

En el caso de BioMar esta es una asociación tecnológica que nos permite mejorar el estándar de las pruebas que hacemos en Lenca, ATC Patagonia, y tener a uno de los principales actores del mundo en el área de nutrición y alimentación de peces trabajando a nuestro lado y apoyándolos en el desarrollo de sus productos. Esto viene a reafirmar la presencia de Aquainnovo como un polo tecnológico para el mundo y Chile se suma a una red global de I+D en acuicultura.

¿Cómo proyectan Aquainnovo hacia los próximos 20 años?

Aquainnovo tiene dos áreas de negocio distintas que hacen posible un desarrollo global de la ciencia aplicada para la acuicultura desde Chile. En este sentido, hacia el futuro podemos ver cómo ATC Patagonia se mantendrá como centro tecnológico líder para Chile, y a nivel global, que es parte de un camino muy trazado como proveedor tecnológico para el desarrollo, validación y registro de nuevos productos. En el área de genética, aspiramos a fortalecer nuestra presencia en el desarrollo genético más global como líderes para variadas especies acuícolas.

La asociatividad estratégica es algo que también vemos hacia el futuro, es parte de lo que somos, siempre avanzando, siempre sumando, siempre buscando el desarrollo para más y mejor ciencia aplicada.

Números

En la entrevista con AQUA, Matías del Campo destacó los siguientes hitos de Aquainnovo:

  • En el ámbito de desarrollo, validación y registro de productos para uso en peces se han ejecutado, para diferentes clientes, más de 230 ensayos, pruebas o desafíos en los últimos 36 meses.
  • Se han evaluado y hecho pruebas en más de 20 nuevos productos preventivos, incluyendo vacunas, productos funcionales y otros tratamientos terapéuticos para SRS y cáligus.
  • Hoy se manejan cinco programas diferentes de mejoramiento genético en tres países, en cuatro especies de peces y más de 175.000 reproductores en plantel productivo y núcleos de mejoramiento.
  • A través del trabajo en genética y reproducción, se ha logrado una producción anual de ovas y juveniles mejorados de más de 40 millones de salmon Atlántico, 15 millones de truchas, más de 10 millones de salmón coho y 60 millones de larvas de tilapia.
  • Los peces que vienen del programa han tenido incrementos en su crecimiento de adultos de entre 5 y 12% por generación, cifra que varía según la especie.
  • En salmón coho se ha logrado que los peces alcancen la talla comercial casi 30 días antes que los otros peces.