En el marco de la entrega oficial del certificado que clasifica a la Piscicultura Catripulli de la empresa Los Fiordos como la más biosegura del mundo, AQUA aprovechó a dialogar con la subdirectora de Acuicultura del Sernapesca, Alicia Gallardo, para conocer más detalles del denominado “Plan Magallanes”.

Dicha iniciativa tiene como objetivo fundamental promover un estándar productivo del más alto nivel en las salmonicultoras que operan en el austral territorio. “Lo que se busca es mantener y potenciar el excelente estado sanitario que tienen los peces en la región, junto con incluir elementos de protección ambiental. En definitiva, garantizar a través de ambos lineamientos –sanitarios y ambientales– que Chile tiene un sector ideal de su territorio para cultivar salmones”, explicó la representante de la entidad estatal que fiscaliza al sector acuícola-pesquero del país sudamericano.

Para Alicia Gallardo, “el salmón de Magallanes es de mucho mejor calidad que el de Noruega”; esto, incluso sin que haya entrado en vigencia el “Plan Magallanes” (será lanzado entre fines de abril o principios de mayo de este año).

Pero para sostener esa condición en el tiempo no solo alcanza con la labor pública, sino que se requiere el compromiso de todos los actores que forman parte de la cadena productiva. En este sentido, la subdirectora del área acuícola del Sernapesca precisó que el Plan contempla la participación directa y constante de las empresas.

“Es un proceso que tomará tiempo, pero que implicará algunas primeras medidas, junto con realizar mesas de trabajo y diversas reuniones entre los participantes del Plan, para así ir avanzando de manera íntegra y sustentable”, precisó Alicia Gallardo.

Antibióticos

En la misma línea del “Plan Magallanes”, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) está financiando un estudio a cargo del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) que sustentará las bases del monitoreo de la resistencia antibacteriana en la industria acuícola.

Y en relación con el uso de antimicrobianos en la salmonicultura, el vicepresidente de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes, Oscar Garay, aseguró en declaraciones a La Prensa Austral que este es un “tema que hoy está sumamente regulado, se utilizan solo cuando hay una enfermedad en los peces que amerita que se usen. Nadie los utiliza porque sí y por lo tanto, no es algo que se pueda eliminar o disminuir por decreto. Lo que sí se puede hacer es ver cómo podemos hacer para que los peces estén lo menos propensos posibles a enfermarse, para tratar de disminuir al máximo los tratamientos”.

Para que esto tenga un resultado positivo, el ejecutivo planteó que lo más relevante es generar como país un trabajo mancomunado entre universidades, laboratorios y autoridades, para llegar a desarrollar una vacuna efectiva contra las enfermedades que hoy aquejan a los salmónidos en Chile y que no existen en Noruega.

“Pero lo más importante de destacar es que en cualquier caso el producto final no tiene ni un solo gramo de antibióticos, ni un milígramo siquiera, lo cual es controlado tanto por las autoridades chilenas como por las de los países de destino. Y Magallanes es la zona donde menos se utilizan, ya que estamos expuestos a menos patologías”, concluyó Garay.