En los últimos años, Víctor Hugo Puchi, presidente de la mayor salmonicultora de capitales nacionales, Empresas AquaChile, ha venido acotando sus intervenciones públicas a casos puntuales, sin embargo, cada vez que lo hace sus dichos quedan para el análisis.

Fue así que tras su participación en la ceremonia de aniversario de los diez años de vida de Aquainnovo, donde tuvo tiempo para conversar con los distintos medios de prensa, Puchi se refirió a los principales temas que están marcando la agenda del sector.

Luego de responder a la consulta de AQUA por el uso de antibióticos en la salmonicultura chilena, tuvo palabras para referirse a los resultados de 2016 y también cómo vislumbra los próximos años. Es que en el balance financiero destaca que los costos operacionales de la compañía se hayan reducido en 17%, considerando el gran impacto negativo que les generó el bloom de algas: US$43,3 millones y sin contar con seguros contra este tipo de eventos.

Según Puchi, la pérdida de competitividad que han enfrentado los productores chilenos con los noruegos “ha encendido luces de alarma que han llevado a la industria a hacer una reingeniería de sus procesos productivos. Y casi todas las empresas han hecho este esfuerzo en distintas áreas, como: alimentos más eficientes; tasas de conversión (FCR); mejor entrega del alimento, cuántas veces al día respecto a la luz, entre otros; la optimización del uso de las plantas; en definitiva, hay muchas cosas que tienen que ver con el día a día y que son una suma de detalles de cómo administrar todos los costos operacionales”, sostiene el timonel de Empresas AquaChile.

En esa misma línea, dice que es “muy importante” cómo se gestiona la logística, “ya sea a través del número de barcazas, fletes vacíos, fletes no programados; o sea, poner más atención en lo que cada uno de nosotros hacemos para lograr la reducción de costos”, enfatiza, añadiendo, eso sí, que se encuentran a mitad de camino. “Lo relevante es que tenemos espacio para seguir mejorando, y este es el desafío que tienen los ejecutivos”.

Lo que viene

Para Puchi, cuando se leen los análisis internacionales, los salmonicultores se encuentran en una situación de “buen balance” entre lo que se espera que se produzca en el mundo y la demanda que viene. “Y la demanda que viene afortunadamente para nosotros es siempre creciente, o sea la demanda por mejorar la alimentación en el mundo, de proteínas sanas como el salmón, sigue arriba”, asegura.

Ello se traduce, de acuerdo con su conclusión entregada a AQUA, a “ver con mucho optimismo el 2017 y el 2018”.

También le puede interesar >> Empresas AquaChile cita a junta ordinaria de accionistas