(El Mercurio) “Todo va a depender de las condiciones del clima y acá es tan variable… Si está malo y el puerto cerrado, le digo altiro que no vamos a poder hacer nada”, dice el lanchero Luis Gamin para referirse a su participación como censista el 19 de abril y las complicaciones que tendrá, pues deberá hacer la encuesta nacional en centros de engorda de salmones de Melinka, en el límite de las regiones de Los Lagos y de Aysén.

Gamin tiene la difícil misión de censar a los ocupantes de los pontones ubicados en cuatro centros de Salmones Camanchaca, área donde el más apartado está a unas 3,5 horas de viaje.

El director regional del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en Aysén, Manuel Vivar, explica que hay sitios más alejados como Cupquelán, distante entre 8 y 10 horas de navegación desde Puerto Chacabuco.

Entre Los Lagos y Aysén hay unos 400 pontones, artefactos navales flotantes, que tienen construcciones habitables para servir de apoyo logístico a centros de engorda de salmón en fiordos, canales o en mar abierto. Están ubicados en zonas muy apartadas, casi remotas, y solo se puede llegar navegando.

En Los Lagos se estima que se alojan en pontones entre 3.000 y 4.000 personas, dice Guillermo Roa, director del INE en la zona. En Aysén se catastraron 135 pontones, donde estiman que viven entre 1.500 y 2.000 personas.

En ambas regiones se capacitó a encargados por empresas, quienes a su vez prepararon a los que aplicarán el instrumento, como Gamin. Ahora toda la preocupación está en el factor climático, porque el mal tiempo puede complicar toda la operación. “Tenemos planes de contingencia para aplicar la encuesta apenas mejoren las condiciones, incluso al día siguiente si es necesario -explica Roa-, porque hemos dicho que el Censo no se acaba el 19 de abril”.

También la meteorología es la mayor preocupación en la Antártica, donde solo después del miércoles se resolverá de qué modo se aplica la encuesta a los residentes en territorio nacional en el continente helado.

Gabriel Parada, director del INE en Magallanes, detalla que ya mandaron todo el material y se capacitó a 17 funcionarios, quienes censarán a 120 militares y un número indeterminado de civiles. La profesora de la Escuela de Villa Las Estrellas actuará como digitadora de la información.

Pero, además, si definitivamente no se puede llegar por las condiciones meteorológicas, el Censo se podría aplicar por videoconferencia, afirma Parada.

En Arica (región de Arica y Parinacota), donde hay una veintena de sectores en que se censará una sola vivienda en el altiplano, está contemplado que el proceso se extienda más allá del 19, explica Jean Pierre Foschi, director regional del INE.

Datos

– 135 centros salmonicultores serán censados en la región de Aysén.

– 3.000 a 4.000 personas serían censadas en pontones en Los Lagos.

– 17 personas se inscribieron como censistas en las tres bases chilenas en la Antártica.

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en El Mercurio.